La Federación Española de Tenis sigue sin entregar sus cuentas al Gobierno

stop

El presidente Escañuela mantiene su pulso con Cardenal al solicitar amparo al Tribunal de Cuentas

José Luis Escañuela, presidente de la Real Federación Española de Tenis

12 de febrero de 2015 (12:26 CET)

José Luis Escañuela, presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), mantiene su pulso con Miguel Cardenal y sigue sin entregar sus cuentas al Consejo Superior de Deportes (CSD). Paralelamente, Escañuela hizo una petición al Congreso de los Diputados en la que solicitó amparo al Tribunal de Cuentas para someterse voluntariamente a una inspección. También pidió amparo a la Audiencia Nacional, acusando de intervencionismo al CSD.

 Escañuela es uno de los dirigentes del deporte español señalados por el Gobierno. El máximo representante del tenis nacional, según el diario AS, sigue poniendo muchas trabas al equipo de auditores de BDO, empresa que realiza las auditorías para el CSD y que recababa información sobre el dinero destinado a la Fundación y el Observatorio. En el CSD denuncian que la información aportada es "irrelevante" y amenazan con "depurar responsabilidades".

Apoyo del COE

 El presidente de la RFET, en cambio, cuenta con el apoyo del Comité Olímpico Español, presidido por Alejandro Blanco. En sus instalaciones presentó Escañuela el acuerdo de patrocinio del organismo que preside con Nattfa. Esta marca vestirá a las selecciones nacionales.

 Escañuela mantiene su pulso con Cardenal en un caso muy parecido al de Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol. Éste también rechaza cualquier intervención del CSD y cuenta con el apoyo de la FIFA y la UEFA, que en alguna ocasión han amenazado con duras sanciones a la selección española si mantenían su presión a Villar.

 En 2010, Escañuela creó el Observatorio del Tenis, organismo al que destinó 300.000 euros para "la investigación, promoción y estudio del tenis desde perspectivas científicas, económicas, jurídicas, empresariales o sociales". El mismo año creó la Fundación. Escañuela defiende que es un ente privado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad