La Federación España de Fútbol pierde 11 millones de euros en patrocinios en dos años

stop

El fiasco del Mundial de Brasil también ha rebajado la cotización de la Roja por los partidos amistosos

L. R.

Ángel María Villar, presidente de la RFEF (izquierda) y Casillas, lamentándose tras un gol de Holanda en el Mundial de Brasil
Ángel María Villar, presidente de la RFEF (izquierda) y Casillas, lamentándose tras un gol de Holanda en el Mundial de Brasil

26 de marzo de 2015 (23:44 CET)

La caída deportiva de la Roja ha debilitado las cuentas de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El organismo que preside Ángel María Villar cobrará en 2015 unos 24 millones de euros, 11 menos que en 2013, por publicidad. Los ingresos por derechos de televisión y amistosos también han disminuido desde el fiasco de la selección española en el Mundial de Brasil, torneo en el que no superó la fase de grupos.

La RFEF facturó unos 35 millones por marketing en 2013, año en el que España fue subcampeona de la Copa Confederaciones. Desde entonces, el ente federativo ha perdido los patrocinios de Banesto (3,5 millones de euros anuales), Gillette, Cepsa, Nissan (1,5 millones), Bimbo, LG y Pedro del Hierro (entre 500.000 euros y un millón). Ese mismo año, el organismo ingresó 32 millones por competición y 11,7 por los derechos audiovisuales.

Adidas, Cruzcampo, Iberdrola y Movistar

Adidas, spónsor técnico de la Roja, es el patrocinador más importante de la RFEF. La multinacional alemana aporta 10 millones de euros anuales, cantidad que duplicó cuando la selección de Vicente del Bosque ganó el Mundial de 2010, en Suráfrica. En un segundo nivel están Cruzcampo, Iberdrola y Movistar, patrocinadores principales de la Federación Española, que aportan 3,5 millones de euros por temporada.

Pelayo sigue en la categoría de patrocinador oficial, mientras que Cabreiroá, ONCE, Sanitas, ASM y Continental continúan como colaboradores oficiales. Iberia, mientras, es el transportista aéreo de la RFEF. La RFEF, en cambio, no tiene a ninguna entidad financiera entre sus patrocinadores. En 2008, cuando España ganó la Eurocopa de Austria y Suiza, La Caixa patrocinaba a la selección. Entonces, la RFEF pagó siete millones en primas por el título continental. Por el Mundial de Brasil abonó 14 millones.

Fuera del TOP-10 de la FIFA

Villar, que renunció a las subvenciones del Consejo Superior de Deportes para la RFEF, asume que la cotización de la Roja ha menguado tras el Mundial de Brasil. Tras proclamarse campeona del mundo en 2010, el dirigente vizcaíno, que cobra 150.000 euros anuales, tasó entre dos y tres millones los partidos amistosos de la selección española, muy solicitada en Latinoamérica. Ahora pacta por la mitad, tras caerse el equipo de Vicente del Bosque del TOP-10 de la FIFA. Hace cuatro años, España ocupaba el primer puesto del ranking.