La federación de vela está bajo sospecha por supuestas irregularidades

stop

El salario del presidente, las nóminas de algunos trabajadores y despidos bajo lupa salpican la gestión de uno de los organismos deportivos con problemas de dinero

Diario Gol

El Mundial de Vela de 2014, en Santander, bajo la mirada del presidente de la RFEV, José Ángel Rodríguez Santos
El Mundial de Vela de 2014, en Santander, bajo la mirada del presidente de la RFEV, José Ángel Rodríguez Santos

20 de enero de 2015 (11:18 CET)

La Real Federación Española de Vela (RFEV) está bajo sospecha por supuestas irregularidades. La sombra de la duda planea sobre la gestión del presidente, José Ángel Rodríguez Santos, en el cargo desde 2012. Salarios opacos y despidos bajo lupa son algunas de las críticas que recibe el ente deportivo.

Un grupo de asambleístas ha denunciado a Rodríguez Santos por la forma de fijar su salario. La normativa dice que el presidente debe proponer anualmente el sueldo bruto en Asamblea General, con independencia del resto de partidas y como punto independiente del orden del día. Los denunciantes afirman que Rodríguez Santos ha omitido todos estos pasos. Añaden que, supuestamente, falseó las actas.

El quinto mejor pagado

Rodríguez Santos ha percibido 86.500 euros en los últimos dos años y es el quinto mandatario federativo mejor pagado. La cifra llama más la atención si la RFEV cuenta con el 65% de dinero público y está sometida a un plan de viabilidad para superar dificultades económicas, según El Mundo.

La gestión de Rodríguez Santos tiene otros borrones. La federación todavía no ha presentado la auditoría del Mundial celebrado en Santander en septiembre y, por lo tanto, el presupuesto está pendiente de aprobación. Y de las subvenciones.

Otras irregularidades salpican los salarios del director de preparación olímpica (60.000 euros) y del director CEAR Príncipe Felipe (54.766,92 euros): el límite para los responsables técnicos es 50.000 euros. Finalmente, pesan sobre la gestión unos despidos irregulares, declarados nulos porque se pagaron con ayudas públicas para la reestructuración de plantillas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad