La exigente rutina de entrenamiento diaria de Andrea Fuentes

stop

Un día en la vida de Andrea Fuentes durante su estancia en el CAR, un sacrificio al alcance de muy pocos

Andrea Fuentes, en Esplugues de Llobregat | Víctor Malo

24 de septiembre de 2012 (16:38 CET)

La nadadora Andrea Fuentes ya suma cuatro medallas olímpicas en su palmarés. Tres platas y un bronce la sitúan en lo alto del ranking de los españoles más laureados en unos Juegos Olímpicos. Para llegar tan alto, Fuentes, igual que sus compañeras de natación sincronizada, ha seguido un duro método de entrenamiento.

"La mayoría de semanas empezamos entre las 8:00 y las 8:30 horas y acabamos sobre las 20:00 horas. Por las mañanas solemos hacer pesas y/o gimnasia, un poco de natación para coger físico y luego 'sincro' normal hasta la hora de comer. Reemprendemos a las 16:00 horas y seguimos trabajando corografías y repeticiones hasta que no podemos más, que son las 20:00 horas aproximadamente. En el CAR (Centre d'Alt Rendiment de Catalunya) estamos 12 horas, y paramos dos para comer, así que son unas 10 horas de entrenamiento", explica Fuentes a Diario Gol.

La capitana y nadadora más veterana del equipo actual de 'sincro' también tiene el honor de haber logrado el primer podio en la historia de la natación sincronizada de España. Fue en un mundial, cuando todavía era juvenil. Lo consiguió junto con su hermana Tina, que abandonó unos años después la disciplina por la dura exigencia que implicaba. Por ello, Andrea se muestra orgullosa de poder decir que "la primera medalla española fue 100% Fuentes".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad