La Euroliga condicionará el futuro económico del Barça Regal

stop

El club dejaría de ingresar entre 1,7 y 2,5 millones anuales si el organismo europeo no renueva su licencia A o no alcanza la final en la Liga Endesa

Los jugadores del Barça celebran la conquista de la Euroliga de 2010 en París / Archivo

03 de enero de 2013 (16:37 CET)

La Euroliga decidirá entre mayo y junio de 2013 si renueva o no la licencia A que ha concedido al Barça Regal en los últimos años. Clasificado por sus buenos resultados deportivos y su potencial económico, el máximo organismo europeo exigió al club azulgrana la construcción de un pabellón con una capacidad mínima de 10.000 aficionados o su traslado al Palau Sant Jordi para mantener su privilegiado status. Incumplida la primera opción y descartada la segunda, el Barça espera la resolución más trascendental de su historia más reciente. Si la Euroliga no valida sus tesis (presentará un informe en el que condiciona el nuevo pabellón al futuro del Camp Nou), la continuidad del equipo de Xavi Pascual en la élite continental pasaría por alcanzar la final de la Liga Endesa.

El Barça, revitalizado tras su victoria ante el Real Madrid, todavía no tiene garantizada ni tan siquiera su clasificación para la Copa del Rey. Los próximos partidos contra el Lagun Aro y Asefa Estudiantes marcarán el futuro inmediato del equipo, séptimo clasificado en la Liga Endesa con un balance de ocho victorias y siete derrotas. A medio y largo plazo, la gran preocupación es la Euroliga, competición que el club azulgrana ha ganado en 2003 y 2010. Una hipotética ausencia tendría una importante repercusión deportiva y, también, económica para el Barça.

Presupuesto de 23 millones de euros

Con un presupuesto de 23 millones de euros para la actual temporada, el Barça ingresó 1,7 millones de euros de la Euroliga durante el pasado ejercicio, cantidad que podría ascender a 2,5 millones si el equipo se proclama campeón de 2013 en Londres. "La Euroliga supone, aproximadamente, el 10% del presupuesto de la sección. Este porcentaje es parecido al que percibe el equipo de fútbol por su participación en la Champions", argumentan fuentes de la entidad, que confían en una resolución favorable.

La Euroliga, que deportivamente se debilitaría sin el Barça, premia a los equipos participantes por sus resultados. Cada club ingresa unos 7.500 euros por victoria, cantidad sensiblemente inferior al millón de euros que abona la UEFA por cada triunfo en la Champions (en fútbol, se premia un empate en la fase de grupos con 500.000 euros). En baloncesto, no obstante, las entidades también cobran por sus derechos televisivos.

En la primera fase, el Barça Regal ganó nueve partidos y perdió uno. Ingresó 67.500 euros, cifra inferior al salario del jugador peor pagado. En fútbol, en cambio, el club azulgrana ya ha percibido unos 16 millones de euros, la ficha actual de Messi, de la UEFA.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad