La directiva del Barça ve un "despropósito judicial" en el 'caso Neymar'

stop

Tras la reunión entre los directivos y los tres penalistas del club se cuestiona la profesionalidad del fiscal y el Abogado del Estado

El fiscal José Perals a la izquierda; Sandro Rosell y Josep María Bartomeu, a la derecha

25 de marzo de 2015 (19:37 CET)

La junta directiva del Barça ve reforzada la idea de que la actuación judicial en el 'caso Neymar' es un auténtico "despropósito". Así lo han reconocido a este medio, varios miembros de la junta consultados tras la reunión que se celebró esta mañana en el Camp Nou a partir de las 8:00 horas.

Prácticamente todos los directivos del club hicieron acto de presencia para escuchar las opiniones de los tres abogados: José Ángel González Franco (Josep María Bartomeu), Ignacio Ayala (Sandro Rosell) y Cristóbal Martell (Barça). Las conclusiones fueron en la línea de las informaciones publicadas en los últimos días, donde numerosos penalistas de reconocido prestigio han explicado que la actuación tanto del juez como del fiscal es incongruente.

Polémica por el nacimiento de la obligación de pagar

El principal punto de fricción reside en la cantidad de elementos interpretativos que hay en tela de juicio. Principalmente, todo lo relativo al pago de los impuestos y al momento de pago de los mismos. Es por este motivo que, si bien hay elementos para pensar que tiene sentido la imputación de Rosell, queda en evidencia que llevar a Bartomeu a juicio está completamente fuera de lugar.

Uno de los argumentos que han esgrimido los abogados para defender la falta de profesionalidad tanto del fiscal, José Perals, como del Abogado del Estado, Edmundo Bal, es que son relativamente nuevos en el campo de los delitos societarios, fiscales y económicos.

De Antidroga a Delitos Fiscales

Perals era en 2011 el fiscal antidroga de Asturias. En mayo de ese año se incorporó a la Audiencia Nacional para entrar en la Fiscalía Antidroga. También había llevado algún caso de blanqueo de capitales en Asturias, pero no es experto en delitos fiscales.

Edmundo Bal, vinculado a los Abogados del Estado desde hace muchos años –en 2008 lo nombraron presidente del colectivo–, tiene sinergias muy próximas al Partido Popular –es íntimo de Soraya Sáenz de Santamaría– y a Florentino Pérez, a través de su superior Marta Silva.