La diferencia entre insulto y cántico intolerante en los campos de fútbol

stop

Javier Tebas, presidente de la Liga, pone ejemplos de los dos tipos de gritos ofensivos en los estadios

Javier Tebas, presidente de la LFP

08 de diciembre de 2014 (12:08 CET)

La lucha contra la violencia en el fútbol incluye la erradicación de las agresiones físicas y verbales. En este sentido, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, diferencia entre insulto y cántico intolerante para poner una u otra pena a los clubes cuyos seguidores pronuncien expresiones faltonas.

Tebas define los gritos intolerantes como aquellos que "faltan al respeto a las ideas, creencias y actividades contrarias a las propias". Por ejemplo, los cánticos "puta Barça" y "puta Cataluña" escuchados en el Bernabéu el sábado y que supondrán un castigo para el Madrid. El club madridista ha expulsado a 17 responsables de los cánticos ofensivos. En cambio, "Messi subnormal" (también cantado en el coliseo blanco) o "hijo de puta" son insultos punibles, "una falta de injurias". Tebas ha apuntado en El Larguero (Cadena SER) que hay que ver si gritan tres o 200 en el momento de castigar.

El presidente del Madrid, Florentino Pérez, está molesto con la denuncia que la LFP interpondrá contra el club por estos gritos ofensivos registrados en la última jornada. El dirigente blanco considera que lleva un año luchando contra los ultras y está desamparado ante las instituciones deportivas. Pérez ha expulsado a Ultras Sur y ha recibido amenazas de los radicales, incluso pintadas en la tumba de su esposa, Pitina. Tebas asume que no ha estado pendiente de estos hechos contra el presidente, pero insiste en que una cosa no quita la otra. Si hay un foco de violencia, hay que extinguirlo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad