La defensa de Pistorius desmonta la hipótesis del asesinato

stop

Un testigo asegura que escuchó una discusión entre las dos y las tres de la madrugada

LEVEL EXPERIENCE 01_284x174

20 de febrero de 2013 (14:05 CET)

La resolución sobre el caso Pistorius tampoco llegó este miércoles. Una semana después de que el atleta surafricano Oscar Pistorius matase a su novia, Reeva Steenkamp, con tres disparos, el deportista olímpico y paralímpico se enfrentó a nuevas pruebas, hipótesis y testigos. Sin embargo, la defensa logró revertir la situación y la vista se levantó hasta el jueves.

Pistorius estaba citado a las 9.00 hora local, pero fue trasladado al Tribunal de la Magistratura de Pretoria dos horas antes escoltado por dos coches policiales. Le esperaban un centenar de periodistas. Ante el juez, el atleta comenzó a llorar al escuchar al detective Hilton Botha, que explicó que se encontró con la puerta del baño derribada y con una pistola sobre una alfombra. "La vi (a Steenkamp) yacer en las escaleras, con pantalones blancos y camiseta negra, cubierta en toallas", desveló Botha. "Tenía un disparo en la cabeza, uno en el brazo y uno en la cadera", respondió.

El bate de críquet tiene explicación

El fiscal, Gerrie Nel, acusó formalmente a Pistorius de "asesinato" y aseguró que disparó "deliberadamente" desde una distancia de 1,5 metros. Nel mencionó, también, a un testigo que escuchó una fuerte discusión en la casa del corredor entre las dos y las tres de la madrugada, poco antes de que falleciera Steenkamp. Pistorius, en una declaración jurada y leída por su abogado el martes, rechazó la opción del asesinato.

Botha declaró que encontraron "dos cajas de esteroides" en el domicilio del atleta, pero el fiscal le corrigió: "Dos cajas de testosterona, agujas e inyecciones". Aunque la defensa aseguró que se trata de un remedio de herbolario. En una caja fuerte hallaron, además, munición del calibre 38, de la que Pistorius no tiene licencia. El detective mantuvo, no obstante, la posibilidad de que el bate de críquet ensangrentado lo utilizara Pistorius para derribar la puerta del baño. Del mismo modo, aseguró que Pistorius tuvo que disparar a conciencia hacia donde estaba la modelo: "Cuando abres la puerta, el váter está a la izquierda. Hace falta girarse un poco y disparar en ángulo para tocar esa zona", comentó.

¿Huirá del país?

Pistorius se defendió asegurando que estaba todo oscuro, pero un testigo escuchó disparos, vio las luces encendidas, oyó gritos de una mujer y más disparos. Botha se unió a la teoría de que Pistorius sabía que su chica estaba en el lavabo y la mató. No obstante, los argumentos de la defensa le dieron la vuelta a la situación y desmontaron muchas de las hipótesis.

"Tú crees que Oscar tomaría la opción, en prótesis, de huir de Suráfrica si se le concede la libertad bajo fianza?", concluyó el juez sobre Botha. Pistorius se tranquilizó, pero esperará un día más para conocer su futuro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad