La 'cuesta de enero' de los Lakers decidirá el futuro de Pau Gasol

stop

El catalán asegura que no pedirá el traspaso tras quedarse en solo dos puntos en la derrota de sus Lakers en el derbi angelino (107-102)

Pau Gasol, esperando el cambio

05 de enero de 2013 (17:04 CET)

"No pediré el traspaso". Así de tajante se mostró Pau Gasol este sábado después de su discreta actuación ante los Clippers, que supuso la segunda derrota consecutiva de los Lakers (107-102). En este arranque de 2013, los de Mike D'Antoni han vuelto a las andadas e iniciado su 'cuesta de enero' particular con dos derrotas antes de afrontar una semana clave, con enfrentamientos frente a rivales directos de conferencia como Denver, Houston, San Antonio u Oklahoma City. 

El proyecto millonario de los Lakers sigue siendo un melón por abrir. La llegada de D'Antoni al banquillo angelino ha supuesto un punto y seguido en las deficiencias de un equipo que sigue siendo uno de los peores en defensa (ocupa el 25º puesto de 30 en el ránking de puntos encajados, con 100'5 por partido) y uno de los menos generosos en ataque (es el 19º en asistencias repartidas con solo 21 cada noche). Mientras que a nivel individual, el técnico italo-americano ha aumentado las dudas en torno a Gasol, eternamente en el punto de mira de las críticas, y con un protagonismo cada vez menor en ataque.

Bryant mediará por Pau ante D'Antoni

A pesar de su encuentro-cena con el técnico, en el que según algunos medios estadounidenses éste le habría lanzado un ultimatum al estilo "adáptate o serás traspasado", el internacional español sigue sin encontrar su mejor juego a las órdenes de D'Antoni y esta madrugada, frente a los Clippers, volvió a ser relegado a la suplencia en los instantes claves del choque.

"No me gusta ver los partidos desde el banquillo", confesó el de Sant Boi, que solo fue utilizado en el último cuarto tras la eliminación por faltas de Dwight Howard. "Pau no ha estado bien hoy y su actuación nada tiene que ver con sus problemas físicos", declaró el técnico tras el partido. Y es que sus dos puntos (1/6 en tiros de campo, 0/2 en triples), cuatro rebotes, dos asistencias y dos tapones no hacen otra cosa más que dar la razón al entrenador. "Obviamente, él está frustrado y yo lo estoy por él", añadió Kobe Bryant, quien incluso reconoció que hablará con su entrenador para discutir el rol de Pau en el equipo: "Es algo que tenemos que resolver porque no vamos a alcanzar nuestros objetivos si él no juega al máximo y no lo utilizamos al máximo".

Calendario decisivo

El intercambio de impresiones entre Kobe y D'Antoni puede ser la última oportunidad para Pau si el equipo no reacciona en una semana clave en sus aspiraciones a remontar y asegurarse la presencia en los 'playoffs'. Con un balance de 15 victorias y 17 derrotas, los Lakers ocupan la 11ª posición en el Oeste, a dos partidos de la frontera del octavo puesto que ocupa su próximo rival, Denver Nuggets (18-16). Acto seguido, los californianos iniciarán una minigira texana que les llevará el martes a Houston (sextos, 19-14) y el miércoles a San Antonio (terceros, 26-9), antes de recibir el viernes al líder de la conferencia, Oklahoma City (25-7).

Para terminar el mes, los Lakers afrontarán un total de diez partidos, entre los que cabe destacar las visitas de Miami Heat y Oklahoma City –de nuevo- al Staples Center, y otra minigira que les llevará a Chicago y Memphis. Un calendario más que complicado para un equipo que no ha respondido esta temporada a las expectativas creadas, y lo que es más preocupante, jamás ha dado sensación de consistencia y personalidad al medirse ante el resto de candidatos al anillo. Y un mes que puede determinar –antes de que se cierre el plazo de traspasos en la liga, el próximo 21 de febrero- el futuro de un Gasol que se resiste a arrojar la toalla: "Todavía tengo fe en lo que hacemos, de que puedo ser importante en ayudar al éxito de este equipo". Todo parece indicar, sin embargo, que su destino ahora mismo ya no está en sus manos y que todo dependerá de las ofertas que lleguen procedentes de Minnesota o Dallas, las franquicias que más interesadas estarían por sus servicios. Porque en unos Lakers abocados al fracaso, él tiene todos los números para ser el cabeza de turco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad