La clase media del fútbol español recela del futuro reparto televisivo

stop

Los clubes ingresarán unos 10 millones más por temporada, pero denuncian que la Liga será el torneo más desigual de Europa

Partido de la Liga 2014-15 que disputaron el Athletic y el Espanyol en San Mamés / EFE

05 de diciembre de 2014 (23:40 CET)

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) ya negocian el escenario legal que decidirá el nuevo reparto de los derechos televisivos. La patronal de los clubes espera ingresar unos 200 millones de euros más por temporada, pero muchas entidades históricas siguen denunciando que la distribución de los ingresos será la menos equitativa de las grandes ligas europeas. La clase media percibirá unos 10 millones de euros más a partir de 2016, pero critica que sólo ingresará un euro por cada 4,5 que recibirán el Madrid y el Barça.

El Sevilla, el Espanyol, el Athletic, la Real Sociedad y el Villarreal son los clubes que más han presionado para que el nuevo reparto televisivo sea más equitativo.

El Espanyol ingresa 23 millones de Canal Plus

El Espanyol, que actualmente ingresa 23 millones de euros procedentes de Canal Plus, obtendrá algo más de 30. Estos millones de diferencia irán directamente a Hacienda. En el club que preside Joan Collet valoran positivamente el nuevo escenario, pero matizan: "Las negociaciones entre la Liga y el Gobierno priorizan que Barça y Madrid sigan cobrando 140 millones de euros, pero algunos clubes queremos hacer las cuentas al revés. Estamos ante una oportunidad histórica para que el fútbol español sea más justo".

"Puestos a cambiar la ley, deberíamos aspirar a un reparto más solidario. Madrid y Barça cobrarán 4,5 millones por cada millón del club que ingrese menos de las televisiones en el primer año, diferencia que se reducirá hasta los 3,5 millones por millón en la cuarta temporada del nuevo convenio", añade la misma fuente.

El Valencia y el Atlético, conformistas

Los clubes más activos piden que Madrid y Barça cobren el doble que el equipo con unos ingresos más bajos, "como en Inglaterra". Este escenario no está actualmente contemplado para frustración de Sevilla, Espanyol, Athletic, Real Sociedad y Villarreal. El Atlético y el Valencia, con un mayor poder adquisitivo, se han desmarcado de los anteriores equipos, tal vez porque sus ingresos superarán los 50 millones. Los clubes más modestos, mientras, se conforman con un incremento significativo. Su mayor preocupación radica en que la Primera División siga contando con 20 equipos.

Los clubes de Primera y Segunda División se reparten actualmente entre 700 y 800 millones de euros por temporada. Con la venta centralizada, esperan alcanzar los 1.000 millones. Los 200 millones adicionales podrían llegar del extranjero, de Suramérica y, sobre todo, de Asia. De ahí, el deseo de Javier Tebas, presidente de la LFP, de que algunos partidos se disputen a las 14:00 o 15:00 horas.

El Barça condiciona su visto bueno al nuevo convenio al mantenimiento de sus actuales ingresos. El Real Madrid también acepta la propuesta azulgrana, aunque club que preside Florentino Pérez pedía 200 millones de euros por temporada, según fuentes de la negociación.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad