La Cibeles pasa por el Camp Nou

stop

El Madrid ganó las últimas cuatro Ligas puntuando en el estadio azulgrana

Juan Carlos Pasamontes

Sergio Ramos coloca la bandera del Madrid a la diosa Cibeles, sobre un mosaico en el Camp Nou | Diario Gol
Sergio Ramos coloca la bandera del Madrid a la diosa Cibeles, sobre un mosaico en el Camp Nou | Diario Gol

19 de marzo de 2015 (10:09 CET)

El Madrid es rival difícil en cualquier situación. Si además está herido en su orgullo, se convierte en un contrincante temible, capaz de las gestas más heroícas y sublimes. La historia madridista está repleta de sonoros funerales donde el muerto estaba muy vivo. Para Ancelotti, el Barça-Madrid del próximo domingo será su quinto clásico. "El equipo del Camp Nou está bastante claro", dijo el italiano tras ganar al Levante (2-0). Alineará a su once de gala, con el cambio obligado de Isco por el lesionado James Rodríguez. Y es que la Liga pasa por el feudo azulgrana. El Real Madrid ganó los cuatro últimos campeonatos puntuando en Barcelona. Aunque hay un pero: las victorias de Carletto llegaron con cuatro centrocampistas (4-4-2); en cambio, frente a los de Luis Enrique, utilizará el cuestionado 4-3-3. Con la BBC en vanguardia.

Cuatro clásicos ha jugado el Madrid de Ancelotti: tres de Liga, y la final de Copa de Valencia, en abril del pasado año. En los dos ligueros de la temporada pasada implementó un 4-3-3, con Di María, Cristiano y Bale, en el Camp Nou (2-1, 26-10-2013); y Bale, Benzema y Cristiano, en el Santiago Bernabéu (3-4, 23-3-2014). Dos derrotas que le llevaron a cambiar el dibujo en Mestalla (2-1), obligado, todo hay que escribirlo, por la ausencia del crack portugués, lesionado entonces. Del 4-3-3 pasó al 4-4-2, con Bale y Benzema arriba, y un centro del campo compuesto por Di María –estelar aquel día–, Modric, Xabi Alonso e Isco.

Crucial para la resolución de la Liga

El último triunfo del Madrid sobre el Barça está reciente aunque parezca que haya pasado un siglo. Data del 25 de octubre pasado, partido correspondiente a la jornada 9 del Campeonato Nacional de Liga. El Barcelona llegó a Chamartín imbatido –sólo cedió un empate en Málaga–, y con la portería de Claudio Bravo impoluta: 22 goles a favor y ninguno en contra. De nuevo 4-4-2, con Benzema y Cristiano en el frente de ataque, y con el galés Gareth Bale fuera del equipo. La victoria blanca fue incuestionable (3-1), con Kroos y Modric en la sala de máquinas –suman 2.376 pases buenos y 226 recuperaciones en 37 partidos–, e Isco y James como volantes. Era un Madrid intratable.

Para Benzema, Bale y Cristiano, el duelo del Camp Nou tiene como principal acicate doblegar por primera vez al cuadro azulgrana –el único antecedente que existe acabó en derrota (3-4)–, en una cita que se antoja crucial para la resolución final del campeonato. Decisiva, por mucho que diga Ancelotti que el campeón no saldrá hasta la última jornada. Además, si nos atenemos a las cuatro últimas Ligas que han ganado los blancos, en las cuatro puntuó el Madrid en el Camp Nou. 0-0 en la temporada 2002-03 –la del cochinillo–; 3-3 en la temporada 2006-07 –el Madrid llegó al Camp Nou metido en líos, acababa de ser eliminado por el Bayern–; 0-1 en la temporada 2007-08 –marcó Baptista–; y 1-2 en la temporada 2011-12 –la Liga de los Récords de Mourinho–. De ganar, los madridistas recuperarían el liderato; con un empate, le ganarían al Barça el gol average y seguirían en la pomada. Y en ambos casos, se reivindicarían de nuevo como serios aspirantes al título.

Ancelotti, con el equipo decidido

"El equipo del Camp Nou está bastante claro", declaró Ancelotti tras el choque contra el Levante en el Bernabéu. Si no hay contratiempos de última hora, el equipo del Real Madrid que se enfrente al FC Barcelona, el domingo a las 21 horas, será el siguiente: Casillas, en la puerta; Ramos y Pepe, centrales; en el lateral izquierdo, Marcelo; en el derecho, Carvajal; Modric, Kroos e Isco, en la medular; y arriba, Bale, Benzema y Cristiano. De no ser por el bajón físico y de juego que ha dado muestras el Madrid desde principios de año, un equipo SPG. Sobradamente Preparado para Ganar.