La aventura más exótica del 'empresario' Dani Güiza

stop

El andaluz se marcha a la Super Liga de Malasia y deja tras de sí varios negocios e infinidad de propiedades

Güiza, en el Johor de Malasia

06 de noviembre de 2012 (16:33 CET)

Dani Güiza deja el Getafe para seguir incrementando su fortuna en el Johor de Malasia. Una liga de la que nada sabe y casi nada ha visto, salvo "algunos vídeos de partidos en internet". Más conocido por los problemas con las mujeres y por su madre, Pepi, que por su trayectoria deportiva (tiene un Pichichi y una Eurocopa, ambos del 2008), el delantero español quiere una jubilación dorada. Tiene un valor de mercado de 2,5 millones de euros, una ficha anual de 1,5 millones de euros y varios negocios abiertos.

Se le conocen varias parejas, desde Rocío Aranda, hasta Rocío Herrera, pasando por Núria Bermúdez. Casi tantas como negocios y emolumentos. Güiza es socio capitalista de la discoteca Oxi, en Sanlúcar de Barrameda, en la que también está metido Marc Ostarcevic. El salón de ocio se encuentra en un edificio protegido, de 1907, del que se ha derribado todo el interior y se ha reformado parte de la fachada. Los vecinos intentaron por todos los medios paralizar la apertura del local, pero las autoridades hicieron caso omiso.

El andaluz, asimismo, posee varias propiedades. Mantiene una sociedad con Núria Bermúdez (Rebayrun S.L) y tiene otra, nueva, para representar a artistas y futbolistas (CIONIEL S.L).

Casas y chalets

Ex futbolista del Getafe, del Mallorca y del Fenerbahçe, Güiza ha comprado varias viviendas. Una de ellas, en su lugar de nacimiento (Jerez de la Frontera), en 2005, valorada en 60.000 euros. En 2007 compró un chalet por 900.000 euros en Boadilla del Monte (Madrid), a 25 minutos de Getafe, del que ha logrado desahuciar a Núria Bermúdez en las últimas semanas. En 2008 pagó 600.000 euros por una vivienda en Mallorca (jugó allí entre 2007-08, donde fue Pichichi y, posteriormente, ganó la Eurocopa), que ha tenido alquilada a razón de 1.500 euros mensuales. Finalmente, invirtió 200.000 euros en otro chalet, en Santa Teresa (Jerez), también en 2008, según apunta Vanitatis.

Para colmo, según asegura Bermúdez, Güiza pagó 36.000 euros por un jet privado desde Turquía para que sus perros no viajaran en la bodega del avión. Pese al vuelo, el ariete es un apasionado de los coches. En su garaje tiene un Aston Martin Blanco, un Audi Q7 y un Volkswagen. Además, presuntamente, estaría interesado en comprar el Atlético Sanluqueño, de Segunda B.

Después de un regreso frustrado al Getafe, se marcha cedido a Malasia para llevar al equipo a ser "el mejor de Asia". Fue fundado en 1972 y su último trofeo data de 1991.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad