La Audiencia Nacional presiona al Chelsea y el City sobre el 'caso Neymar'

stop

El juez José de la Mata insiste a los dos clubes ingleses para que le especifiquen la cuantía de las ofertas que presentaron por el futbolista brasileño

Sandro Rosell y Josep María Bartomeu miran fíjamente al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata | Diario Gol

06 de octubre de 2015 (20:49 CET)

Más presión en el nuevo caso Neymar, originado por la querella del fondo inversor brasileño DIS. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga el fichaje del ex delantero del Santos Neymar Júnior da Silva por el FC Barcelona, ha vuelto a preguntar a Chelsa y Manchester City por las ofertas económicas que realizaron para intentar hacerse con los servicios del futbolista, según informa Europa Press.

El magistrado se dirigió el pasado 17 de junio a los dos clubes ingleses, así como al Real Madrid y al Bayern de Munich, para que le aportaran "copia de las ofertas o propuestas de traspaso" que habrían realizado para fichar a Neymar durante su etapa en el Santos brasileño, que se desarrolló entre los años 2009 y 2013.

El Real Madrid informó al magistrado que trasladó una oferta de 45 millones de euros mientras que el Bayern aseguró que nunca llegó a formalizar ninguna propuesta en firme. Ante la falta de respuesta de los dos clubes ingleses, el juez instructor ha vuelto a reiterar su requerimiento.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 sospecha que el Barça pudo adquirir los derechos del futbolista "fuera de la normal competencia con el resto de clubes interesados en su fichaje", por un valor "inferior al del mercado" y "sin pagar las cuantiosas cifras que otros clubes podrían estar dispuestos a pagar".

Según sus cálculos, el coste del traspaso alcanzó los 83,3 millones de euros, en contra de lo defendido por Rosell, que aseguró que la operación se hizo por 57,1 millones. La Fiscalía elevó el coste del traspaso a 94,8 millones de euros.

Contra Bartomeu, Rosell y Neymar

En este segundo procedimiento se investiga al presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu; su antecesor en el cargo, Sandro Rosell; y el propio futbolista Neymar por un delito de corrupción entre particulares y otro de estafa en su modalidad de contrato simulado. El juez no tiene previsto llamarles a declarar hasta no contar con toda la información que ha solicitado.

La causa se abrió a partir de una querella interpuesta por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40% de los derechos federativos de Neymar, en un auto en el que sostenía que la incorporación del futbolista a la temporada 2013-2014 pudo "quebrar la libre competencia en el mercado de fichajes".

Entre los querellados también se encuentran el Barça y el Santos como personas jurídicas, el padre del jugador, Neymar Da Silva; el presidente del club brasileño, Odilio Rodriguez; y su predecesor en el cargo, Luis Álvaro de Olieira.

En el primer procedimiento por el fichaje de Neymar, que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacionalenvió a los juzgados de Barcelona en mayo pasado, se investigan los delitos fiscales y societarios que pudieron cometerse en la operación que permitió el traspaso.

La Fiscalía pide que Bartomeu sea condenado a dos años y tres meses de cárcel y Rosell a siete años y medio, al tiempo que reclama que los dos mandatarios y el propio club abonen multas e indemnizaciones por responsabilidad civil que superan los 62,6 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad