La Audiencia Nacional investiga adjudicaciones irregulares de la Agencia Estatal Antidopaje

stop

La sala de lo contencioso ádmite a trámite el recurso de la empresa sueca IDTM contra la cesión a la alemana PWC de los controles de sangre y orina a deportistas de élite

Eufemiano Fuentes y Marta Domínguez, españoles señalados por la lacra del dopaje

15 de abril de 2015 (10:50 CET)

La Audiencia Nacional investiga irregularidades en las adjudicaciones de la Agencia Estatal para la Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), más conocida como Agencia Estatal Antidopaje.

La sala de lo contencioso de la Audiencia ha admitido a trámite el recurso de la empresa sueca International Doping Test Management (IDTM) contra la resolución de adjudicación de la AEPSAD a la empresa alemana Professional Worldwide Control (PWC). El juez no descarta, por tanto, las alegaciones de la parte demandante, que considera que se produjeron "irregularidades y arbitrariedades" en la adjudicación de los controles de sangre y orina a deportistas de primer nivel.

El sistema antidopaje español, en el punto de mira 

Una vez admitido a trámite el recurso, la propia sala dilucidará en los próximos días los indicios de veracidad de la reclamación presentada por IDTM. Cabe la posibilidad, incluso, de que el juez suspenda cautelarmente la adjudicación de la AEPSAD a favor de PWC, cuyo inicio de actividad en los controles antidoping a los deportistas está previsto para el próximo 1 de julio.

Esta situación pone en riesgo la reputación de PWC, cuyos análisis de orina y sangre podría ser cuestionados de cara al futuro si se demuestra que la adjudicación fue concedida de forma irregular o arbitraria, sin seguir los pasos previstos por las leyes administrativas. Se da la circunstancia, además, de que sus decisiones podrían ser invalidadas en el futuro.

Desajustes con respecto al sistema antidoping mundial

IDTM responsabiliza a la Agencia Estatal Antidopaje de haber llevado a cabo un proceso de adjudicación irregular para favorecer a PWC. Este procedimiento ha dado lugar a toda una serie de impugnaciones y resoluciones contradictorias que han prolongado durante más de un año la resolución de un concurso considerado esencial para que el sistema antidoping español reciba la homologación mundial.

Lo cierto es que, a raíz de los escándalos de Eufemiano Fuentes y de Marta Domínguez, entre otros, el sistema español está muy cuestionado a nivel internacional. Este aspecto fue, de hecho, una de las claves para desestimar la candidatura olímpica de Madrid 2020.

Presiones desde el colectivo de Control Antidopaje

En sus alegaciones, IDTM denuncia las presiones efectuadas por una parte del sector de Oficiales del Control Antidopaje, los agentes encargados de la toma de muestras de sangre y orina a los deportistas. Al parecer, este colectivo apostó decididamente por la elección de PWC, la empresa más partidaria de mantener el actual sistema operativo de antifopaje. IDTM, en cambio, propuso un cambio radical del sistema con el supuesto fin de garantizar la total independencia y el ajuste de los controles al sistema internacional en la mayor medida posible.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad