La anécdota del Barça-Zaragoza

stop

Puyol fue sustituído contra su voluntad por una confusión de Jordi Alba, que hizo de emisario entre el capitán y el cuerpo técnico

Carles Puyol abraza a Leo Messi durante un Barça-Zaragoza | Archivo

18 de noviembre de 2012 (00:04 CET)

Carles Puyol volvió a ser protagonista en el Camp Nou al reaparecer después de su lesión en el codo. El capitán hizo gala de su carácter y fortaleza habituales, y contribuyó al triunfo del Barça sobre el Zaragoza a pesar de desviar el chute de Montañés, que supuso el único tanto de los de Jiménez. 

El 'capi', además, fue uno de los destacados por protagonizar la anécdota del partido. Mediado el segundo tiempo, Puyol manifestó a Jordi Alba sentirse un poco cargado. Seguramente, algo cansado después de varias semanas de ausencia. Alba, que no entendió el propósito de Puyol, no dudó ni un instante en dirigirse al banquillo del Barça y asegurar que el capitán pedía el cambio.

Salió del campo refunfuñando

En el minuto 74, el cuarto árbitro anunciaba la sustitución de Puyol. En su lugar entró Marc Bartra. El de La Pobla acató las órdenes del cuerpo técnico, pero en contra de lo habitual en él, lo hizo a regañadientes. Refunfuñando.

Tras el partido, Puyol explicó que su intención era avisar al cuerpo técnico de que pusiesen a caentar a un defensa por precaución. Se notaba algo cansado, y se planteaba pedir el cambio. Pero, en ningún caso pidió expresamente su sustitución inmediata. De hecho, si hubiera podido, seguramente hubiese terminado el partido. Pero Jordi Alba, no acertó a entender la verdadera voluntad del capitán y Tito Vilanova, ante la duda, optó por sustituirlo y no correr ningún riesgo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad