La afición del San Lorenzo superará a la madridista en el Grand Stade de Marrakech

stop

Los argentinos se enfrentarán al Madrid el sábado en la final del Mundialito al ganar al Aukland City en la prórroga (2-1)

Juan Carlos Pasamontes | Marrakech - Enviado especial

Mauro Matos de San Lorenzo celebra su gol ante Auckland City FC con su compañero Juan Mercier | EFE
Mauro Matos de San Lorenzo celebra su gol ante Auckland City FC con su compañero Juan Mercier | EFE

18 de diciembre de 2014 (00:49 CET)

La final deseada del Mundialito está servida. Madrid y San Lorenzo pelearán el sábado en el Grand Stade de Marrakech por la supremacía mundial de clubs. Si alguien pensó que el Aucklan City sería una perita en dulce, estaba tremendamente equivocado. Los neozelandeses fueron peor que un dolor de muelas para los argentinos. Durante todo el partido. Incluso cuando los de Edgardo Bauzá se pusieron dos veces por delante en el marcador; el segundo gol, en la primera parte de la prórroga, ojo. El equipo semiaficionado del técnico catalán Ramon Tribulietx vendió muy cara la derrota. Y de no ser porque el palo derecho de Torrico repelió un duro disparo del neozelandés Payne en el minuto 113, a lo mejor, ahora, estaríamos escribiendo otra cosa.

Más de siete mil hinchas de los gauchos de Boedo

El color lo puso la animosa hinchada azulgrana. La única que pobló las frías gradas semidesiertas del coliseo marraquechí. Como durante todo el día. Los seguidores del San Lorenzo se hicieron notar allí donde ibas. Con sus llamativas y en muchos casos, originales vestimentas. Con sus banderas, con sus pancartas, con sus cánticos; sobre todo con sus cánticos. De guerra. Ya fuera en la Jemaa El Fna, o en las principales calles de Marrakech, incluida la zona de Guèliz, barrio colonial, algo alejado del zoco y la medina, ahí estaban ellos para animar a su San Lorenzo. El sábado los gauchos de Boedo doblarán en número a los madridistas.

Hasta la Ciudad Roja han llegado, o llegarán en los próximos tres días, más de siete mil argentinos: cinco mil procedentes de Buenos Aires, y cerca de dos mil de Europa e Israel. El contingente blanco, en cambio, sumará algo más de tres mil. Eso sí, tendrán como aliados a cientos de marroquíes del Real Madrid.

Alineaciones

San Lorenzo de Almagro: Torrico, Yepes, Mercier (c), Buffarini, Kalinski (Matos, 77'), Cauteruccio, Barrientos, Kannemann, Ortigoza (Quignon, 109'), E. Mas y Verón (Romagnoli, 68').

Auckland City: Williams, Takuya, Bilen, Berlanga, Irving, Payne, De Vries, Vicelich (c), Dordevic (Issa, 96'), Tade (Browne, 90 3') y Tavano (Burfoot, 100').

Árbitro: Benjamin Williams (Australia). Amonestó a Dordevic (8'), Bilen (60') y Berlanga (64'), del Auckland City; y a Mercier (24'), Kannemann (40'), Ortigoza (59'), Barrientos (79') y Buffarini (105 2'), del San Lorenzo.

Goles: Barrientos, 1-0 (45 2'), Berlanga, 1-1 (67') y Matos, 2-1 (93').

El Sétif se impone al Wanderers en la tanda de penaltis

En el partido por el quinto puesto, el Es Sétif argelino se impuso al campeón de la Confederación Asiática, WS Wanderers FC, de Australia, en la tanda de penaltis (5-4), tras finalizar el partido con empate a dos. Los goles fueron de Castelen (5'), Mullen (50', en propia puerta) y Saba (89'), por parte del equipo australiano; y Ziaya (57'), por los argelinos. Arbitró el encuentro el tahitiano Norbert Hauata. Amonestó a Arroussi (ES Sétif), Mullen, Golec, Poljak, y Baccus (WS Wanderers).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad