La afición del Barça ovaciona a Luis Enrique por sentar a Messi

stop

El técnico asturiano se atreve a sentar al delantero argentino tres días después de contenerse contra el Eibar

Luis Enrique da instrucciones a los jugadores del Barça, con su amigo Frank de Boer al fondo | EFE

21 de octubre de 2014 (22:23 CET)

Luis Enrique ha querido zanjar rápidamente y por lo sano el debate abierto el sábado en el Camp Nou: que Leo Messi es intocable. El técnico asturiano sustituyó a 'La Pulga' contra el Ajax y, acto seguido, recibió una sonora ovación por parte de la afición culé.

El propio técnico dio pie a generar el debate en la victoria del Barça contra el Eibar, cuando quiso sustituir a Messi y el argentino le dijo, desde el césped, que no quería salir. Luis Enrique hizo gestos cariñosos de no estar de acuerdo, como diciendo: "¿Por qué no me dejas que te siente? ¿Por qué no me lo pones más fácil?" Finalmente claudicó y le dejó terminar los 90 minutos tras sustituir a Neymar.

Las imágenes fueron acertadamente captadas por TV3 y recordaron ese eterno debate de que los entrenadores no se atreven a sentar a Leo. Luis Enrique parecía llegar para cortar ese tipo de privilegios y, ante la duda generada, ha reaccionado.

En el minuto 66 del partido contra el Ajax, el cuarto árbitro dio salida a Messi para que entrase Munir. No hubo preguntas, probablemente porque ya estaba pactado entre el técnico y el jugador, teniendo en cuenta que el sábado que viene visitan el Bernabéu.

No mediaron palabras ni gestos entre 'Lucho' y Messi cuando se produjo el cambio, pero desde el banquillo, sus compañeros bromearon con el argentino. Acto seguido, y después de ovacionar a Messi, la afición también otorgó una sonora ovación a Luis Enrique gritando su nombre repetidas veces en apoyo a su decisión. 

Imágenes del diálogo gestual entre Luis Enrique y Messi en el Barça-Eibar

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad