Kelme prepara unas zapatillas antilesiones

stop

El Instituto de Biomecánica de Valencia crea un dispositivo capaz de detectar la fatiga en los corredores

Gerard Mateo

Kelme prepara el lanzamiento de zapatillas que previenen lesiones a través de un chip y una aplicación móvil
Kelme prepara el lanzamiento de zapatillas que previenen lesiones a través de un chip y una aplicación móvil

20 de febrero de 2015 (00:00 CET)

Kelme, empresa alicantina de equipamiento deportivo, prepara el lanzamiento de unas zapatillas inteligentes que previenen lesiones en los corredores. El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) ha coordinado y creado la base conceptual de un proyecto que ya tiene su prototipo y busca financiación.

El nuevo sistema mide los impactos del corredor y todos los movimientos del tobillo a través de sensores. Cualquier cambio en el patrón de la pisada es sinónimo de riesgo de lesión. El usuario recibe la información en tiempo real en su dispositivo móvil y recibe recomendaciones para prevenir dolencias derivadas del sobreentrenamiento y la fatiga, las causas principales de las lesiones en corredores.

Precio de venta: 150 euros

La aplicación también ofrece planes de entrenamiento adaptados a cada corredor, ajustados a todos los casos. La gran novedad del sistema recae en la medición de los parámetros biomecánicos frente a los medidores de pisadas y quema de calorías que hay en el mercado, según explica el director de innovación de indumentaria del IBV, Juan Carlos González: "Es un salto cuantitativo y cualitativo en la medición de la actividad".

El prototipo está pensado para el running, pero tendrá aplicaciones en otros deportes como el fútbol para, por ejemplo, conocer y mejorar el disparo de los jugadores. Las pruebas técnicas se han realizado en el modelo Gravity de Kelme. Estará en el mercado en un año a partir del momento en el que encuentre financiación. Las partes plantean que el coste no sea superior a 150 euros, y que el dispositivo sirva en otras zapatillas de la misma marca.

Recuperación económica

El proyecto surge de un consorcio europeo de tres centros de i D (IBV, IPMS-Fraunhofer y Ell) y tres compañías (Kelme, Dukosi y Nuromedia), coordinado por el IBV. La empresa española ha mostrado interés por la iniciativa en esta nueva etapa de crecimiento y recuperación.

Kelme respira después de una década en la que fue rescatada por la Generalitat Valenciana (2003), a razón de nueve millones de euros, y comprada por el fondo Tirant (2008). La compañía está en manos de El Secreto de la Dama desde 2013, con una participación del 100% en un consorcio con Tirant. La expansión comercial penalizó económicamente a Kelme, que siempre ha tenido en cuenta las novedades del sector. En 2011 lanzó una línea de zapatillas antideslizantes confeccionadas a partir de la tecnología de adherencia de los neumáticos Michelin.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad