Karanka, segundo de Mourinho, compara el banquillo del Real Madrid con el del Barça de Vilanova

stop

El ayudante del portugués recuerda, de modo sibilino, que Tito fue expulsado esta temporada

El segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka

07 de diciembre de 2012 (13:43 CET)

Aitor Karanka, fiel escudero de José Mourinho en el Real Madrid, y ya apodado 'el breve' por la extensión de sus conferencias de prensa –su última intervención, en la previa del partido ante el Valladolid, ha durado ocho minutos—, podría vivir sus últimos días en el club de Concha Espina. Por ello, el gasteiztarra debe dar los últimos coletazos en favor de Mourinho y en contra del Barcelona. "El Real Madrid no ha tenido ningún expulsado esta temporada en los banquillos", dijo el astuto ayudante. Con una simple frase defendió a Mou y apuntó, de modo sibilino, hacia Tito Vilanova, sancionado con dos partidos por protestar una acción en el Reyno de Navarra a principio de temporada.

El primer ayudante de Mourinho debe justificar su sueldo, cercano a los tres millones de euros, y que podría dejar de ingresar cuando el técnico decida cambiar de aires, ya que es probable que no se marche con él. "Mi futuro es estar en el Real Madrid junto a Mourinho", respondió tímidamente el vitoriano. "El míster está centrado aquí en su trabajo", prosiguió, y recordó que ya lleva "dos años y medio" mandando en el Santiago Bernabéu. Sin duda, todo un hito si se observa la ya dilatada trayectoria del portugués, quien se ha sentado en cuatro banquillos desde 2003. Por no comentar las veces que ha visto un partido acomodado en la grada fruto de sus malos modos.

Más incertidumbre

Karanka aprovechó, además, para echar más leña al fuego sobre el futuro del vestuario, dividido. "La plantilla es la que hay y no te puedo asegurar al cien por cien que lleguen o salgan jugadores", comentó. Todo el mundo pensó en la marcha de Kaká y en la de Carvalho, y en un nuevo desembolso de Florentino Pérez para devolverle la ilusión a una afición muy, pero que muy, disgustada con la hegemonía azulgrana.

Otro de los frentes abiertos en la Casa Blanca es el futuro de Cristiano Ronaldo. El gran mimado de Mourinho, el futbolista más caro de la historia, tiene razones para estar doblemente triste a nivel profesional. Por un lado, porque es consciente de la distancia que le lleva Messi; por el otro, porque el Madrid está haciendo negocio con sus derechos de imagen, algo que quiere resolver cuanto antes. "A profesionales como Cristiano Ronaldo, lo que les hace fuerte es el trabajo diario y hacer buenos partidos", concluyó Karanka.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad