Juventus y Manchester City, grandes amenazas para el Barça en la Champions

stop

Los campeones de Italia e Inglaterra amenazan al club azulgrana, que desea enfrentarse al modesto Basilea en octavos de final

Arturo Vidal celebra un gol con la Juventus

14 de diciembre de 2014 (16:29 CET)

La Juventus, el club hegemónico de Italia, y el Manchester City, un nuevo rico de Europa, son las grandes amenazas para el FC Barcelona con vistas al sorteo de los octavos de final de la Champions que se celebrará este lunes en Nyon. El Basilea, en cambio, es el rival más deseado por los barcelonistas. El Barça, campeón de su grupo, jugará el partido de vuelta en el Camp Nou.

La Juventus es uno de los clubes con más tradición de Europea. Campeón de Italia en 30 ocasiones, ha ganado dos veces la Copa de Europa. El primer gran título continental, sin embargo, apenas fue celebrado. Coincidió con el fallecimiento de 39 aficionados, la mayoría italianos, en la triste final de Heysel, el 29 de mayo de 1985.

El equipo de Allegri, fiel a la tradición, es solvente en defensa, pero su potencial radica en un centro del campo en el que combina el talento de Pirlo con la potencia física de Pogba y Arturo Vidal. El Barça todavía no ha jugado en su nuevo campo, el Juventus Stadium, con capacidad para 41.000 personas.

El City suspira por Messi

El Manchester City, en cambio, tiene más vínculos con el Barça. Ferran Soriano, el director ejecutivo, y Txiki Begiristain, el director deportivo, coincidieron durante cinco años en el Barça que presidía Joan Laporta. Hace un año, también en octavos, el equipo azulgrana eliminó al City, actual campeón de la Premier.

El City, tradicionalmente, ha sido un equipo de segunda fila en Inglaterra. Ahora es uno de los clubes más poderosos de Europa, con una facturación anual superior a los 400 millones de euros. Ha ganado la liga inglesa en cuatro ocasiones y Europa es su asignatura pendiente. Soriano y Begiristain suspira por fichar a Messi.

Alexis Sánchez, el ídolo del Arsenal

El Arsenal, el club más popular de Londres, ha perdido crédito en Europa. Dirigido desde 1996 por Arsene Wenger, es un equipo admirado por su buen gusto futbolístico, pero frágil en defensa. En el Emirates Stadium veneran a Alexis Sánchez, por quien pagaron 42 millones de euros el pasado verano al FC Barcelona. El club azulgrana, por su parte, pagó 10 millones fijos más nueve en variables por Vermaelen, que todavía no ha debutado con el Barça.

El Shakhtar, el Schalke 04 y el Bayer Leverkusen son, en teoría, rivales asequibles para el Barça. El más deseado, no obstante, es el Basilea. Su seguidor más popular es el tenista Roger Federer.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad