Jurado: "Si el Madrid me llama, claro que vuelvo"

stop

El mediocampista español del Spartak de Moscú reconoce que regresaría encantado al club blanco y sueña con jugar de nuevo en "una buena liga"

José Manuel Jurado, celebrando un gol con el Spartak, y en una acción con el Madrid contra su amigo Juan Valera

28 de abril de 2015 (00:00 CET)

José Manuel Jurado es un trotamundos. Un todoterreno. El mediocampista salió de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) con 14 años para recalar en el Real Madrid. Posteriormente fichó por el Atlético, el Mallorca, el Schalke (Gelsenkirchen, Alemania) y ahora reside en Moscú. La temperatura allí es de 4 o 5 grados estos días. Nieva. Pero tiene un truco para soportar el frío: abrigarse mucho, mucho en los entrenamientos, y pasar las horas libres en casa y en los centros comerciales.

Jurado se considera hogareño y siempre presume de su tierra natal. Disfruta del cine, la lectura, la gastronomía y la música. Cuando puede escucha sevillanas y pone las canciones de Ecos del Rocío. El libro que más le ha marcado es Entrénate para la vida, de Patricia Ramírez. Sus padres le han inculcado el esfuerzo y la autoexigencia. Vive solo en Moscú, pero todavía no se ha puesto con el ruso.

¿Cuánto vale allí la comida española? ¿Qué come en Moscú?

En Moscú hay buenos restaurantes italianos, rusos con todo tipo de comida... se come muy bien. No hay ninguna queja en este sentido. Y comida española... lo que tenga en casa que me traigo de vez en cuando de allí. Aceite sí que compro, pero si buscas jamón, un buen queso, unos langostinos de mi tierra... eso ya no lo vas a encontrar. No están.

Ha seguido la Semana Santa por Internet. ¿Qué echa de menos de España?

Se echa de menos el clima y [sonríe] como soy de Andalucía, pues el salir a tapear, el que haga buen tiempo, poder tomar algo en un sitio y después en otro. Cuando tengo un día libre acostumbro a escaparme para allí. Recargo pilas y regreso para acá. La familia viene de vez en cuando y se queda conmigo una semana, diez días.

¿Qué sabía de Rusia antes de llegar?

Que había mucho tráfico. Estuve hace unos años con el Atlético y con la sub-21 y lo recordaba perfectamente. Es mortal. Aquí se te van las horas en el coche, para ir a entrenarte y para ir a cualquier sitio. Estoy a 25-30km de la ciudad deportiva, pero tardo hora y cuarto en llegar.

 En Moscú hay 12 millones de habitantes.

Gregorio Manzano y Valery Karpin han sido los entrenadores más importantes en su carrera.

También Quique Sánchez Flores. Con ellos me he sentido más a gusto, porque me daban libertades para moverme en el campo, transmitían buenas sensaciones. Al fin y al cabo, es lo que quiere el jugador. Y en mi caso, tener libertad para moverme me da mucho.

¿Qué personas le han marcado?

Lo mejor lo recordaría de mi paso por la cantera del Real Madrid. Tuve entrenadores que me enseñaron mucho, que me aportaron mucho. Aprendí mucho ahí. Y compañeros, en el Atlético estuve más tiempo y dejé buenos amigos, como Juan Valera. Con Raúl, en el Schalke, también fueron dos años buenos. Todo el mundo se fija en los jugadores así, que han conseguido tanto y son un símbolo.

¿Qué es lo que más le ha marcado de Alemania y de Rusia?

De Alemania me sorprendió mucho cómo se vive el fútbol allí, cómo es la afición con los equipos y los jugadores, que hay 2.000 o 3.000 personas viendo los entrenamientos. Hay una relación especial fan-jugador. Los estadios siempre llenos, vayas donde vayas, juegues contra quien juegues. Y de Rusia, me ha sorprendido lo contrario. No se vive el fútbol de igual manera. Parece que no es el primer deporte. Los estadios no se llenan. Es un poco frío.

¿Quién pone la alegría en el vestuario del Spartak? ¿Hay algún bromista?

No. La verdad es que [sonríe] es un vestuario un poquito apagado.

Usted es el único español. ¿Cómo se relaciona con los compañeros?

Con algunos, en inglés. Hay un argentino y dos brasileños que hablan español y son con los que paso más tiempo. Y el entrenador [el turco Murat Yakin] habla en inglés. Hasta hace unos meses estaba su segundo [Markos Otero], que era español y lo traducía. Pero se fue.

¿Regresará a España si le llega una oferta?

Si me viene una oferta de España lo valoraría y lo pensaría muy bien porque sí, me gustaría volver. No sé cuándo. Pero me gustaría volver.

En verano, de hecho, estuvo cerca de volver al Atleti.

Estaba la cosa avanzada, pero los jugadores muchas veces no nos enteramos bien de cómo van las negociaciones. Son cosas que pasan en el fútbol... y ya está. Es algo que queda en el pasado y hay que mirar para adelante. Ya está.

Salió del Madrid por falta de oportunidades entre tanto galáctico. ¿Tendría sitio en este Madrid?

[Sonríe] Difícil contestar a eso [suspira]. Sigue habiendo los mejores jugadores del mundo. Ni siquiera pueden jugar todos los que ahora están ahí, a pesar de que son estrellas y buenos jugadores. No sé si tendría sitio o no, eso habría que verlo estando allí.

 Jurado disputó seis partidos con el primer equipo del Madrid (2005-06) entre Copa, Liga y Champions. Agradece al club la oportunidad y la formación como persona y futbolista, y al Atleti, la posibilidad de jugar en Primera División.

¿Volvería al Madrid si le llaman?

Sí, claro.

¿Hay algún equipo al que nunca iría? Por ejemplo, el Barça por su pasado madridista

No voy a decir que no a ningún equipo por rivalidad. No soy así.

¿Por qué hay tanto canterano del Madrid por el mundo y tan poco en el primer equipo?

Es muy difícil ganarse un puesto con tan buenos jugadores. Para los que vienen de la cantera es difícil jugarle la titularidad a un futbolista que ya ficha contrastado y con nombre. Los chavales no tienen paciencia para esperar eso y si están siempre en el banquillo lo que quieren es salir. Como tiene tan buena cantera el Madrid, por eso hay jugadores por todo el mundo.

¿Se ve Jurado en EE. UU. o Catar antes de retirarse?

No me lo he planteado. Con 28 años que tengo, sólo pienso en volver un día a una buena liga, como la española, la inglesa, o la alemana.

¿Hay algún equipo que le haga especial ilusión?

[Sonríe] Hay muchos equipos que hacen mucha ilusión. No pienso en ninguno. Me gustaría volver a una de esas ligas, que son muy competitivas, poder disfrutar otra vez de una liga así.

¿Cuál es su meta como futbolista?

Mejorar cada día, intentar superarme, y ayudar a ganar algún título más. Poder decir, cuando me retire, que he estado contento con mi trabajo, con mi carrera, que se me recuerde como un buen compañero que dejó su huella por ser una buena persona.

El palmarés de Jurado lo componen una Europa League y una Supercopa de Europa con el Atlético (2010), y una Copa y una Supercopa de Alemania con el Schalke 04 (2011).

¿Seguirá ligado al fútbol cuando se retire?

No me gustaría ser entrenador, ni representante, ni cosas de esas. Prefiero disfrutar del fútbol desde fuera, lejos de esta vida tan llena de sacrificios. Pero habrá tiempo de pensarlo.

Explíqueme en qué consiste el proyecto 'Mucho más que fútbol'

Es una ayuda que hacemos con los presos de la cárcel. Con gente joven, que ha tenido una infancia mala, y de vez en cuando van algunos artistas y algunos futbolistas a pasar un rato con ellos, a charlar y jugar un partidillo. Pasar un buen rato. Esto nace de Antonio Fernández, ex director deportivo y secretario técnico en Málaga, Valencia y Sevilla. Yo solo colaboro alguna vez con él cuando me llama.

Es muy activo en redes sociales.

Me gusta estar cerca de los fans y los seguidores del fúbol. Que sepan un poquito más de mí en este sentido.

¿Qué opinión tiene de los fondos de inversión?

No sé muy bien cómo funcionan, pero si son buenos para ayudar a los clubes que no tengan mucho dinero para ser más competitivos, no los veo mal.

¿Cómo se vive la guerra con Ucrania desde Moscú?

Nosotros no lo hemos vivido con preocupación. En televisión sale todo, aunque no lo entiendo.

¿Cómo se ve desde allí la situación política de España?

Todo el mundo sabe que en España hay crisis. Saben que en España está la cosa muy mala.

Una curiosidad para terminar. Sus iniciales son JM-JM. ¿Casualidad?

Casualidad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad