Juan de Dios Román: "La IHF no nos ha ayudado"

stop

El presidente de la RFEBM desvela que "hubo momentos de tensión" pero niega que hubiera dudas sobre la celebración del Mundial

Juan de Dios Román celebra el Mundial ganado por España con el príncipe Felipe y los jugadores / EFE

15 de febrero de 2013 (20:07 CET)

Juan de Dios Román, presidente de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), desveló que la organización del Mundial superó momentos críticos por sus malas relaciones con la Federación Internacional de Balonmano (IHF).

"Hubo momentos de tensión. La IHF no nos ha ayudado y nos nos hemos encontrado a gusto trabajando con ellos", denunció Román, que no se presentará a la reelección como máximo responsable del balonmano español. "No dudé de que el Mundial se celebraría en España, pero sí estuve muy preocupado", añadió el dirigente durante una charla-coloquio titulada "Organizar y ganar un Mundial en tu país".

Defensor de Madrid como sede del Mundial, Román admitió que la exclusión del Madrid Arena fue un momento delicado. El presidente de la Federación solicitó su sustitución por el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, opción que fue descartada por motivos políticos. El Madrid Arena fue la elección final, pese a los recelos del actual presidente de la RFEBM: "Es un pabellón para todo menos para jugar al balonmano".

'El problema es el dinero'


Román confirmó que el presupuesto del Mundial fue de 8,5 millones de euros, el más bajo de los tres que se presentaron. En el torneo participaron 5.520 personas y ha tenido una audiencia acumulada de 22 millones de espectadores. Respecto a su decisión de abandonar la presidencia de la RFEBM cuando concluya su mandato, comentó. "Mi futuro es escribir, la jubilación".

El Mundial de España ya forma parte de la historia. Ahora, la gran preocupación es el impacto que tendrá en el futuro del tercer deporte de equipo con más licencias del país, golpeado por las dificultades económicas de casi todos los clubes de la Liga Asobal. "El problema no es el calendario, sino el dinero, que se vayan jugadores. Ahora tenemos que evitar que se vayan los internacionales", destacó Román, quien valoró como "una solución aparatosa pero positiva" la posibilidad de que el Real Madrid creara un equipo de balonmano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad