Juan de Dios Román: "Hay que romper con el pasado"

stop

El presidente de la RFEBM anuncia que no se presenta a la reelección porque el balonmano español necesita un cambio

Juan de Dios Román celebra el Mundial ganado por España con el príncipe Felipe y los jugadores / EFE

04 de febrero de 2013 (19:32 CET)

Juan de Dios Román, presidente de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), confirmó este lunes que no se presentará a la reelección, en las elecciones del próximo 22 de abril, porque el tercer deporte de equipo con más licencias en España necesita un gran cambio.

"La Federación Española necesita una reestructuración. Nos encontramos en una situación fronteriza entre el pasado, el continuismo y dar un salto hacia una gestión más moderna. El continuismo no es bueno, hay que romper con el pasado y buscar nuevas ideas, nuevas fórmulas para explotar todos los activos y seguir creciendo", manifestó Román. "No es una cuestión de hartazgo o de cansancio, aunque ya tengo 70 años y los dos últimos han sido de un desgaste enorme. Simplemente, yo no domino esas fórmulas", añadió el máximo dirigente, que podría ser relevado por José Javier Hombrados, actual portero del Atlético de Madrid y capitán de la selección española que está de baja por una grave lesión.

El éxito del Mundial

Román, que como entrenador lideró los mejores años del Atlético de Madrid y del Ciudad Real, fue elegido presidente de la RFEBM en diciembre de 2008 y concluirá su mandato de la mejor forma posible, con España como campeona del mundo tras organizar el primer Mundial de su historia. "Este deporte no podía quedar fuera de los últimos triunfos deportivos de este país, acelerados por el fútbol, pero nosotros fuimos campeones del mundo en 2005", comentó el todavía presidente.

En su valoración del Mundial, Román ensalzó "la organización y la repercusión" del torneo, cuyo coste fue de unos ocho millones de euros. "Se acreditaron más de 200 medios y todos los partidos han sido televisados a 150 países distintos. La audiencia acumulado en España ha sido de 22 millones de espectadores y más de 200.000 aficionados acudieron a alguna de las sedes para presenciar en directo los partidos. Los resultados han sido sorprendentes", añadió el dirigente español. "Pero la situación del balonmano español sigue siendo bastante difícil. Todo se resume en estar más en los medios y, sobre todo, en la necesidad de encontrar practicantes de este deporte", sentenció Román.

Una de las principales decisiones que deberá resolver el futuro presidente de la RFEBM será el nombre del seleccionador español. El actual, Valero Rivera, todavía no ha anunciado si tiene intención de continuar su etapa como máximo responsable técnico o no.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad