Jordi Majó irrumpe en la escena electoral del Barça y promete acabar con los 'ismos'

stop

El empresario avícola se compromete a pacificar el club y destaca que rechazó una oferta de Laporta para ser vicepresidente en 2003

Lluís Regàs

Jordi Majó anunció su intención de presentar una candidatura en las elecciones del Barça de 2015
Jordi Majó anunció su intención de presentar una candidatura en las elecciones del Barça de 2015

04 de mayo de 2015 (20:22 CET)

Jordi Majó Ruaix (64 años) entra en la escena electoral del FC Barcelona. Empresario avícola de Mataró, este lunes reunió a 200 personas en el Hotel Barcelona Center y se postula como un candidato independiente y sin las cargas del pasado que enfrentaron a nuñistas y cruyffistas, en los años 90, y a laportistas y rosellistas, en la última década.

Tercer candidato más votado en las elecciones de 2003 (2.490 votos, el 4,8% de los 51.618 socios que hace 12 años eligieron a Joan Laporta como presidente del Barça), Majó anunciará si aspira o no a la presidencia del club cuando Josep Maria Bartomeu convoque formalmente las elecciones. Majó, sin embargo, aseguró ante sus incondicionales que se compromete a renovar los estatutos de la entidad y a construir un Barça "más participativo" si gana las elecciones. También desveló que hace 12 años rechazó "una oferta de Laporta, Rosell y Bartomeu para ser vicepresidente del club".

"Somos equidistantes"

Majó, que deberá avalar 76,5 millones de euros, tiene la estrategia electoral bastante definida. A diferencia de otros aspirantes a la presidencia, como Agustí Benedito, Toni Freixa y el mismo Bartomeu, nunca ha estado vinculado con Joan Laporta ni Sandro Rosell, e intentará transmitir una imagen de seriedad. En 2003, su lema fue "transparencia, eficacia e independencia" y se comprometió a crear un comité de control presupuestario permanente. Hace 12 años, la situación económica e institucional del club era precaria.

"No somos de nadie ni estamos atados a ningún grupo o familia. Somos equidistantes y no queremos ismos en el club. El Barça necesita paz", recalcó Majó en la presentación de su equipo. "No haremos de la crítica un arma electoral", añadió.

El ex representante de Iván de la Peña

El empresario de Mataró no contó entonces con el respaldo de empresarios significativos. La Caixa, por ejemplo, apoyó a Lluís Bassat y Majó nunca tuvo la complicidad de las formaciones más nacionalistas, como Convergència y ERC. "Es independiente", aseguró a Diario Gol una persona de su candidatura. "Es serio, pero le falta imagen", añadió la misma persona. Hace seis meses fue operado de la cadera y ha ganado bastante peso respecto a 2003.

En su puesta en escena, Majó presentó a Manel Ferrer, Jordi Gonzalvo, Josep Vilà, Pere Castellsagué, William Maddock, Juan Cortés, Josep Manel Planas y Jordi Bosque como sus principales colaboradores. Entre los asistentes al acto estaban Francesc Orriols, ex presidente de la Federación Catalana de Tenis, y Jaume Olivé, ex responsable de la cantera del Barça.

Crítica a Messi

Majó nunca ejerció como opositor tras las elecciones de 2003. No ha sido una figura problemática para Laporta ni Rosell. Sin embargo, hace un año calificó de "mentiroso" a Bartomeu en unas declaraciones en las que aseguró que había solicitado el contrato de Neymar a la Oficina de Atención al Barcelonista. En cambio, salió en defensa de Javier Faus cuando el vicepresidente económico criticó, hace un año y medio, las presiones de Leo Messi para que el club mejorara su contrato. "Messi entiende de fútbol, pero no de empresas, ni de economía ni de gestión del Barça. El club está por encima suyo", sentenció Majó. Ahora aspira a controlar las cuentas de la entidad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad