Interior tratará a los ultras del deporte como a las bandas latinas y neonazis

stop

El plan contra los grupos juveniles violentos incluye formación a policías y seguimiento de páginas web, entre otros aspectos

Diario Gol

El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, y el secretario de Estado para la Seguridad, Francisco Martínez | EFE
El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, y el secretario de Estado para la Seguridad, Francisco Martínez | EFE

02 de enero de 2015 (11:10 CET)

El Ministerio de Interior ha dado un nuevo paso en la lucha contra la violencia en el fútbol a raíz de la muerte de un ultra del Deportivo en una pelea entre radicales. El Gobierno tratará a los violentos del deporte como a las bandas latinas, a los grupos neonazis y a los de extrema izquierda ajenos al deporte. El plan contra las bandas juveniles violentas, creado en 2005, prestará más atención a los aficionados agresivos dentro y fuera de los estadios.

Entre las medidas que contempla esta iniciativa está la de que la Policía y la Guardia Civil realicen un censo de los grupos que tengan detectados, con indicación de su grado de actividad. Otras medidas pasan por "intensificar" la presencia policial en los lugares habituales de reunión de estos grupos (estadios y bares), el control de páginas web, establecer programas de formación a los policías y facilitar intercambio de información con otros países cuando estos grupos operen de forma internacional.

Distinción de grupos

Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, ha adoptado esta medida que consiste en la actualización del plan creado para identificar a las bandas juveniles violentas. "La experiencia ha corroborado que en muchos casos estos grupos tienen una clara caracterización ideológica y sus comportamientos violentos desbordan el ámbito puramente deportivo, que tan sólo constituye uno más de sus cauces de expresión", reza el nuevo texto al que ha tenido acceso Europa Press.

Si bien este tipo de grupos "no estaban expresamente al margen de este plan, no habían recibido hasta el momento la debida atención". Desde ahora los grupos ultras del mundo del deporte "quedarán incluidos siendo clasificados conforme a los criterios de ideología y nacionalidad de origen y de independencia o autonomía". La mayoría de grupos radicales que se mueven en torno al mundo del fútbol en España pertenecen a algún tipo de ideología extremista.

Desde Interior creen que los grupos ultras de los estadios entran en la descripción de banda juvenil que recoge este plan: "Integradas por menores de edad o conjuntamente por menores y jóvenes entre 14 y 30 años, como edades de referencia, que presentan estructuras de cohesión y disciplina interna y cuyas actuaciones derivan en conductas, en algunas ocasiones, de carácter violento que general alarma social".