¡Inmessionante (1-2)!

stop

El astro argentino resuelve ante el Granada con un nuevo doblete y supera los 300 goles con el Barça

16 de febrero de 2013 (22:06 CET)

Inmessionante: "Calificativo referente a Messi, a su manera perfecta de jugar al fútbol, a su capacidad ilimitada de autosuperación. Dícese del mejor futbolista de todos los tiempos". Esta es una definición real que se incluye en la última edición del diccionario Santillana y que bien refleja lo vivido en Los Cármenes de Granada (1-2).

El Granada era uno de los tres equipos que no habían sufrido los goles de Leo Messi esta temporada. Tampoco había profanado nunca el argentino el templo nazarí. Así, cual Isabel de Castilla, el argentino reconquistó el territorio andaluz después de dos tropiezos consecutivos a domicilio. El ‘10' anotó un doblete (y van 14 esta temporada) para superar los 300 goles oficiales (301) con la camiseta azulgrana (206 en Liga, 56 en Champions, 24 en Copa, 10 en Supercopa de España, cuatro en el Mundial de Clubes y uno en la Supercopa de Europa).

Ighalo, asistido por el exazulgrana Nolito, volvió a destapar las vergüenzas de un equipo letal en ataque pero que peca en exceso en defensa (m. 26). Entonces apareció Messi para igualar la contienda (m. 51) y sellar la remontada de libre directo (m. 73). Al contrario de lo que ocurrió en 1492, el Granada jamás se entregó, y en los últimos minutos el resultado pudo ser cualquiera. Pero ahora toca pensar en el Milan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad