Hacienda intensifica su persecución a los futbolistas

stop

El representante de Guardiola es el nuevo foco de atención del fisco, que también investiga a Casillas, Villa, Alonso y Mourinho

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, investiga a Casillas, Eto'o, Xabi Alonso, Orobitg, Messi y Mourinho

15 de octubre de 2014 (00:00 CET)

Hacienda no perdona. La Agencia Tributaria ha intensificado su feroz lucha contra los defraudadores y, especialmente, contra las estrellas del deporte.

El fisco persigue sin tregua a los futbolistas que se sirven de empresas instrumentales domiciliadas en el extranjero –paraísos fiscales, como Panamá, o países de baja tributación, como Andorra– para no declarar en España sus ingresos comerciales por la cesión de sus derechos de imagen.

Un conocido agente de un todavía más conocido futbolista de Primera División ha explicado en declaraciones a Diario Gol que "Hacienda está implacable desde que salió a la luz el 'caso Messi' y ha puesto en marcha investigaciones contra muchos otros futbolistas de Primera".

"En estos momentos hay una discusión jurídica sobre la Ley del Deporte, que permite que los futbolistas puedan tributar un 15% de sus salarios bajo la modalidad de derechos de imagen para que tributen por el Impuesto de Sociedades en lugar de por el IRPF", analiza la misma fuente. Ello ha provocado que muchos jugadores tengan que realizar ajustes contables en sus sociedades para evitar posibles sustos y polémicas mediáticas.

Josep Maria Orobitg, otro señalado

Josep Maria Orobitg, representante de Pep Guardiola, es el último foco de atención del fisco. Orobitg está imputado por falsedad en documento mercantil, aunque según apuntan otras informaciones, también está siendo investigado por "la tenencia de cuantiosos depósitos en Andorra, concretamente en la entidad financiera Andbanc. La Fiscalía está investigando sobre el origen ilícito de dichos depósitos que fueron regularizados el año pasado en los mismos términos que lo hizo Jordi Pujol y su familia".

Orobitg está vinculado principalmente a futbolistas del FC Barcelona –club imputado por delito fiscal por el fichaje de Neymar–, como Sergio Busquets y Cristian Tello. También intervino en otras operaciones con el Nàstic de Tarragona que están bajo sospecha: los fichajes de Alejandro Castro 'Jandro', Carles Domingo Pladevall 'Mingo' y Dani Tortolero.

Los casos más sonados

Sin embargo, hay otros jugadores, entrenadores, representantes y clubes que están bajo la lupa de Hacienda. Iker Casillas pagó dos millones de euros esta primavera a la Agencia Tributaria. También David Villa y Xabi Alonso, con una deuda de seis millones, tuvieron que hacer frente a las reclamaciones del fisco. El exjugador del Barça Samuel Eto'o tiene aún una causa abierta con la justicia por defraudar, supuestamente, 3,5 millones.

Incluso el exentrenador más polémico del Real Madrid, José Mourinho, está investigado por la Hacienda Pública española. El representante de Víctor Valdés, Ginés Carvajal, también está acusado por falsedad en documento mercantil vinculado al escándalo del Nàstic. Y, en los últimos meses, se han activado indagaciones sobre futbolistas del Valencia CF. El fútbol español no es trigo limpio y Hacienda lo sabe. El caso más sonado es el que atañe a Leo Messi, pendiente de ir a juicio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad