Guardiola y Luis Enrique, a los pies de Messi

stop

Los dos entrenadores, posibles rivales en la Champions, se rinden al talento del astro argentino

Guardiola (izquierda) y Luis Enrique (derecha) observan la exhibición de Messi contra el City

19 de marzo de 2015 (14:33 CET)

Pep Guardiola fue testimonio de excepción del recital que ofreció Leo Messi este miércoles en el Camp Nou. El entrenador del Bayern Múnich, sentado en su localidad de socio junto a su padre y Manel Estiarte, se llevó las manos a la cabeza en varias ocasiones tras contemplar las acciones de genio del que fuera su futbolista en el Barça. Tras el encuentro, en una breve entrevista con Catalunya Radio, Guardiola confesó que "es un lujo ver a Messi".

También el actual técnico del Barça, Luis Enrique Martínez, se deshizo en elogios hacia Messi durante la rueda de prensa posterior al choque. "Para mí es el mejor jugador del mundo y de la historia, no hay otro como él", reconoció el técnico asturiano, cada vez más curado de la polémica que afloró tras conocerse sus discusiones con Messi.

El presidente del Barça, Josep María Bartomeu, habló en la misma línea: "Me descubro ante Messi". Y el susodicho aceptó comparecer ante las cámaras de Canal Plus para mandar un mensaje cargado de ironía. "Pasé de estar hecho un desastre a estar en mi mejor momento en muy poco tiempo", dijo Messi, en una clara reivindicación de su juego.

Messi vuelve a tener la consideración de mesías entre la hinchada azulgrana. Vuelve a ser comparado con Dios, el Dios del fútbol. No viene mal recordar las sabias palabras de Bill Shankly, entrenador histórico del Liverpool, en momentos de euforia como este: "El fútbol no es una cuestión de vida o muerte, es más importante que todo esto".  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad