Guardiola y el músculo financiero del Bayern desmontan el interés de la Bundesliga

stop

El conjunto bávaro se centra ahora en la Champions League tras haberse reforzado con los mejores futbolistas de sus rivales

Carles Huguet

Lewandowski, Reus y Götze cuando jugaban juntos en el Borussia Dortmund | Pep Guardiola pega la bronca a Lewandowski, ya en el Bayern Múnich
Lewandowski, Reus y Götze cuando jugaban juntos en el Borussia Dortmund | Pep Guardiola pega la bronca a Lewandowski, ya en el Bayern Múnich

08 de marzo de 2015 (22:43 CET)

Estadios llenos, aficiones entregadas, entradas por 10 euros y algunos de los mejores jugadores del mundo. Arjen Robben, Mario Götze y Marco Reus son protagonistas en la Bundesliga, una liga alabada por su rentabilidad económica pero que, por tercer año consecutivo, vuelve a estar sentenciada en marzo. Otra vez el Bayern de Múnich es campeón, aunque no matemáticamente, a falta de 10 jornadas para acabar la competición.

El equipo de Josep Guardiola vuelve a acariciar el título gracias a la abismal diferencia económica que mantiene con sus perseguidores. Dicho poderío se traduce en fichar siempre a los mejores jugadores de sus competidores. Primero fue Mario Götze por 37 millones de euros y este año ha sido Robert Lewandowski, gratis. Las dos estrellas han sido arrebatadas a su máximo rival, el Borussia Dortmund, despojando de emoción a la competición.

Diferencias abismales

Según la web Transfermarkt, la plantilla del Bayern de Munich tiene un valor de más de 550 millones de euros por los apenas 317 millones del Borussia Dortmund o los 208 y 206 del Schalke 04 y el VFL Wolfsburgo, respectivamente. Una diferencia que no se ve acrecentada por los derechos de televisión, pues el año pasado el equipo germano se embolsó 37 millones. Sólo tres más que sus rivales.

La competición alemana, con 383,5 millones de beneficio la temporada anterior, aumenta sus ingresos año a año, pero el interés se ha alejado de sus terrenos de juego. Cumplido el trámite, el Bayern se centra ahora en la Champions League, el gran objetivo que motivó la contratación de Guardiola. Y más, tras caer derrotado claramente ante el Real Madrid el año pasado.