Guardiola habla del Bayern en pasado y enciende las alarmas en Múnich

stop

"He sido muy feliz en el Bayern", asegura el técnico de Santpedor en un encuentro con aficionados

Pep Guardiola, entre Mattias Sammer (izquierda) y Karl-Heinz Rummenigge / EFE

26 de enero de 2015 (13:36 CET)

Pep Guardiola ya habla del Bayern en pasado. Un año y medio antes de que finalice su contrato con el club muniqués, el técnico de Santpedor ha realizado unas declaraciones que han sentado mal en la junta directiva del Bayern. Las especulaciones sobre su futuro han empezado en Alemania.

"Fue un gran reto para mí, y también para mi mujer y mis hijos. Pase lo que pase, fue para mí un tiempo estupendo. He sido muy feliz entrenando al Bayern. Fue un sueño para mí", manifestó el exentrenador del Barça en un encuentro con seguidores del equipo bávaro, cerca de Ingolstadt.

La respuesta de Rummenigge

Las palabras de Guardiola han sorprendido y molestado a la cúpula del Bayern. "No hay ninguna prisa", respondió Karl-Heinz Rummenigge, presidente del club cuando le preguntaron por la renovación de su contrato. "Yo deseo que siga el mayor tiempo posible con nosotros, pero no vamos a precipitar las negociaciones. No quiero perturbar ahora el trabajo de Guardiola con estas cuestiones", añadió Rummenigge.

Guardiola firmó, en enero de 2013, un contrato por tres temporadas con el Bayern de Múnich. En el Barça estuvo cuatro años y uno de los candidatos a presidir el club, Joan Laporta, le ha ofrecido la dirección deportiva. Pep difícilmente aceptará dicho cargo, pero su futuro en el Bayern, al menos más allá de junio de 2016, es una incógnita.