Guardiola, el último obstáculo en la carrera de Madrid por la Euro 2020

stop

El Bayern confía en Pep como aval para llevarse la final del torneo itinerante

Pep Guardiola apoyó la candidatura de Qatar 2022

23 de febrero de 2013 (12:54 CET)

Múnich también apuesta por la Euro 2020. La decisión de la UEFA de convertir la edición que conmemorará el 60º aniversario de su gran torneo de selecciones en una ‘Eurocopa por Europa' con 13 subsedes sigue dando de qué hablar. Y las candidatas a llevarse el paquete principal –que incluye la organización de las semifinales y final- ya comienzan a enseñar sus cartas, a la espera de que el próximo mes de abril se abra oficialmente la carrera por convertirse en ciudad anfitriona. 

En su intento por llevarse el premio Gordo del torneo, la capital bávara tendrá como principal rival a Londres. La Federación inglesa (FA) también ha mostrado públicamente su interés en que Wembley se convierta en sede de la final de un torneo, que desde ciudades como Madrid o Estambul se contempla como alternativa ante un hipotético fracaso de sus respectivas candidaturas olímpicas.

En este sentido, el calendario previsto por la UEFA permitirá tanto a la capital española como a la turca estudiar si se presentan o no. El plazo para presentar las candidaturas no expirará hasta septiembre de 2013, justo cuando se producirá la elección del COI en Buenos Aires. Mientras que el envío del correspondiente dossier y la posterior evaluación no tendrán lugar hasta abril y mayo de 2014, cinco meses antes de la confirmación por parte de la UEFA de las 13 subsedes, en septiembre de 2014.

La enésima batalla contra Madrid

De esta forma, y sin comerlo ni beberlo –a diferencia de la candidatura catarí para albergar el Mundial de 2022, donde sí formó parte de manera activa-, Pep Guardiola se verá involucrado en su primera temporada en el Bayern en una nueva batalla contra los intereses de Madrid, y por extensión de España, en detrimento de los de su club. Y es que según dio a conocer esta misma semana, el Bayern será el principal impulsor de la candidatura que Múnich hará llegar las próximas semanas a la Federación alemana (DFB).

Desde la entidad bávara quieren aprovechar las posibilidades de su Allianz Arena donde, tal y como se encargó de recalcar su director ejecutivo, Karl-Heinz Rummenigge, el éxito organizativo de la final de la Champions League 2012 demostró que "somos capaces de recibir al mundo del fútbol como un buen y amistoso anfitrión". Veremos cómo se toman en Madrid la postura y las respuestas de Guardiola.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad