Guardiola aprovecha el incidente de Garitano con el euskera para hacer política con el catalán

stop

El técnico del Bayern defiende la pluralidad lingüística y pide traductores para cuando los idiomas no se entiendan

Pep Guardiola, en sala de prensa

27 de abril de 2015 (18:01 CET)

La polémica lingüística que protagonizó el técnico del Eibar, Gaizka Garitano, en Almería por sus respuestas en euskera que molestaron a los periodistas locales trae cola. El preparador armero abandonó la sala de prensa del Juegos del Meditarráneo indignado ante los problemas que tuvo de expresarse en su lengua materna. Y su colega Pep Guardiola ha aprovechado el incidente para hacer política con el catalán un día después.

"Cada uno reacciona como quiere", ha defendido Guardiola ante el plante de Garitano. "Tarde o temprano conseguiremos que todos entiendan que en el mundo se puede hablar en las mil lenguas que hay, y el catalán es una de ellas", ha respondido ante los periodistas. El entrenador del Bayern ha recordado que el catalán es lengua cooficial en España y, a fin de cuentas, se habla porque es una lengua. "Y si no se entiende, se traduce sin problema", ha rematado.

La periodista Samanta Villar también se ha sumado a esta fiesta lingüística con un mensaje muy polémico en las redes sociales: "Hay que entender a esos pobres periodistas deportivos de Almería. A duras penas entienden el castellano". Evidentemente, ha recibido numerosas críticas.