Gerard Piqué se enfrenta a una multa de 900 euros por discutir con la Guardia Urbana

stop

La Fiscalía pide una cuantía elevada por considerar que el denunciado tiene un nivel adquisitivo alto

Gerard Piqué discutió con la Guardia Urbana de Barcelona en 2014

19 de febrero de 2015 (12:58 CET)

El futbolista internacional del Barça Gerard Piqué se enfrenta a una multa de 900 euros por el enfrentamiento que protagonizó en octubre con dos agentes de la Guardia Urbana. La Fiscalía ha pedido una cuantía elevada por considerar que el denunciado tiene ingresos elevados. El juicio se ha celebrado este jueves sin la presencia del jugador. No estaba obligado a comparecer al tratarse de un juicio de faltas.

Piqué se ha disculpado por el incidente a través de una carta que ha entregado a su abogado. El jugador ha reconocido que utilizó expresiones "desafortunadas", pero que se le han atribuido frases que jamás pronunció. Los agentes denunciantes han ratificado en el juicio que el jugador les dijo que la Urbana le daba "asco", que le multaban porque le tenían envidia, que ponían sanciones porque iban a comisión y que no pagaría la multa porque llamaría a su jefe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad