Gerard Piqué deberá pagar 10.500 euros de multa por enfrentarse a la Guardia Urbana

stop

La juez ha determinado que su actitud fue "despectiva y agresiva"

Gerard Piqué discutió con la Guardia Urbana de Barcelona en 2014

04 de marzo de 2015 (10:07 CET)

La juez María Asunción González ha condenado a Gerard Piqué a pagar una multa de 10.500 euros por su actitud "despectiva y de agresividad verbal y gestual" hacia los agentes de la Guardia Urbana que se disponían a multar a su hermano por dejar el coche mal estacionado durante la madrugada del 13 de octubre de 2014.

El salario de Piqué ha sido decisivo para cifrar la cuantía de la multa. La juez se ha decantado por la cantidad que proponía la acusación particular (los dos guardias urbanos), que pedía 10.500 euros, frente a los 900 que pidió la fiscal.