Ganar para vivir

stop

Joel González, oro en taekwondo, reconoce que sólo las victorias le permiten dedicarse al deporte

15 de agosto de 2012 (13:00 CET)

Solo unos pocos pueden ganarse el pan con el deporte, a excepción de las grandes estrellas del fútbol, el baloncesto, el golf y el motor. La mayoría de deportistas se ven obligados a obtener grandes resultados para poder vivir dignamente durante su corta carrera. "De la natación sólo no se puede vivir porque no se gana mucho dinero", comenta la nadadora Mireia Belmonte. Lo mismo sucede con el gallego David Cal y con el catalán Joel González (22 años, Figueres), medalla de oro en taekwondo en los Juegos Olímpicos de Londres. 

Joel sólo es uno más de los deportistas que necesita ganar o ganar para vivir de lo que le gusta. El catalán ha reconocido a Diario Gol que está "tranquilo" con lo que tiene, pero ha apuntado que los recortes en las diferentes federaciones (en la de taekwondo, como en todas, se esperan recortes de un mínimo del 20% con respecto al año anterior) pueden afectar a las becas que recibe de la Asociación de Deportes Olímpicos (ADO). 

No en vano, el de Figueres (Girona) puede permitirse seguir en la alta competición gracias a los resultados que está obteniendo desde hace tres años (recibe becas desde 2009). Fue en 2009 cuando ganó su primer campeonato Mundial de taekwondo en categoría -58 kg, título que revalidó en 2011. En 2010 se coronó en el Mundial Europeo, mismo resultado que ha obtenido en 2012, así como en los Juegos Olímpicos.

De todos modos, cada 12 meses las cuantías que percibe varían en función de los éxitos logrados (12.000, 40.000, 60.000 euros). No en balde, Joel sólo tiene "palabras de agradecimiento para la ADO", organismo del que espera que le renueve la beca a pesar de los recortes. Los resultados lo piden. "Se están portando muy bien", ha continuado González en referencia a dicha asociación.

Sin títulos no hay ingresos

El luchador catalán afirma que "nadie" le ha regalado "nada", pero que sin estas ayudas económicas, se dedicaría a otra cosa: "Si no fuera por las becas no podría dedicarme al taekwondo", lamenta. "Si no fuera por las becas no hubiéramos conseguido ninguna medalla", apostilla.

Eso sí, el medalla de oro es consciente de la dificultad de vivir del deporte sin ser profesional: "Supongo que hay compañeros que no lo están pasando bien, como ocurre en la calle. Si no ganas nada en un año es complicado. Pueden peligrar las becas", ha afirmado para Diario Gol. No obstante, él convive con otros 15 luchadores de taekwondo que rinden al máximo nivel, por lo que ninguno de ellos atraviesa por problemas económicos.

Desaparecen las becas autonómicas

Según los criterios estipulados para los años 2010, 2011 y 2012, los participantes en campeonatos del mundo y los medallistas en los Juegos Olímpicos, recibirán de la ADO becas de 60.000 euros, los primeros clasificados; 50.500 euros, los segundos, y 45.000 euros, los terceros. En cuanto a los diplomas olímpicos (del cuarto al octavo clasificado), así como del primero al sexto clasificado de los campeonatos de Europa, las cuantías oscilan entre los 34.000 y los 20.500 euros. Asimismo, los deportistas de taekwondo clasificados para los JJOO han recibido una beca de 15.000 euros. 

Joel afirma que la "crisis" le ha dejado sin la subvención que llegó a recibir de Catalunya. De hecho, la última resolución de la Secretaria General de l'Esport sólo concedió 631.350 euros globales a repartir entre los deportistas de alto nivel. Es decir, entre 1.500 y 2.800 euros para cada uno de ellos.

La formación es básica

Joel vive en el Centre d'Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Asegura que desde allí le apoyan "mucho" y que su vivencia ha sido vital para colgarse el oro en Londres. Del CAR destaca también "el servicio médico y la comida". No en vano, recuerda que nadie le ha apoyado hasta que ha comenzado a ganar.

Por ahora, el luchador de taekwondo no piensa en lo que vendrá después del deporte: "Ahora no estoy pensando en eso, tengo 22 años". De todos modos, cuando se retire le gustaría "estar vinculado al taekwondo o al deporte" (la carrera de un deportista de este tipo se alarga hasta los 28 ó 30 años si las lesiones le respetan), o bien dedicarse a alguna rama de la criminología, carrera que estudia en la actualidad.

Con todo, Joel González podrá respirar tranquilo un más gracias al título de campeón del mundo de 2011 y a la medalla de oro en Londres. Además, es el primer clasificado del ránking mundial con 263,26 puntos, más de 100 puntos que el segundo, el chino Chen Yang Wei (137,36). Si las lesiones le respetan y consigue mantener el nivel y los ingresos, hay Joel para rato.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad