Florentino Pérez prescinde del Trofeo Bernabéu por motivos económicos

stop

El Real Madrid despide 2014 sin la celebración de la copa después de 35 ediciones ininterrumpidas

El Real Madrid, en Emiratos Árabes Unidos, y el Trofeo Bernabéu

03 de enero de 2015 (00:00 CET)

El Real Madrid despidió 2014 sin la celebración del Trofeo Santiago Bernabéu por vez primera desde la muerte del expresidente blanco, en 1978. Desde entonces, el torneo veraniego se ha celebrado de modo ininterrumpido durante 35 años hasta 2013. El máximo dirigente del club, Florentino Pérez, cuenta con tres motivos para la suspensión –o aplazamiento— del trofeo en 2014.

El primer argumento de Florentino Pérez es la falta de fechas. El Real Madrid comenzó la temporada con la disputa de dos títulos en agosto. El martes 12 ganó la Supercopa de Europa, a la que acudía como campeón de la Champions, en Cardiff ante el Sevilla, el campeón de la Europa League. El martes 19 y el viernes 22 jugó la Supercopa de España (como ganador de la Copa) ante el Atlético (ganador de la Liga).

Entre las dos competiciones, el Madrid viajó a Varsovia (viernes 16) para disputar un amistoso ante la Fiorentina a cambio de dos millones de euros y la expansión de marca. El club tampoco creyó oportuno disputar el Trofeo Bernabéu en la semana comprendida entre el 25 de agosto (partido de Liga ante el Córdoba) y 31 de agosto (partido de Liga ante la Real Sociedad).

Rivales muy inferiores y expansión comercial

El segundo motivo de Florentino es el escaso nivel del torneo en los últimos años. Los abultados resultados ante el Al Sadd, en 2013 (5-0), y el Millonarios, en 2012 (8-0), vaticinaban la suspensión momentánea del trofeo. El partido que sirve de presentación del equipo se había convertido en una pachanga sin más aliciente que golear sin apenas esfuerzo a rivales muy inferiores.

El tercer argumento del presidente engloba los dos anteriores: el factor económico. El Madrid ha ingresado unos cuatro millones de euros por el amistoso del día 31 en Dubái ante el Milan. Es una cifra similar a la que registra el club por venta de entradas en el Trofeo Santiago Bernabéu, pero sin los gastos de gestión (el club invitado percibe una cantidad simbólica de dinero, además del viaje y alojamiento pagado) ni mantenimiento del estadio (luz, agua, jardinería). La disputa del encuentro en Oriente Medio es, además, una manera de expandir la marca Real Madrid en una región que mantiene lazos contractuales con el club de Concha Espina.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad