Florentino Pérez hace de bombero en la crisis del Real Madrid

stop

El presidente pide explicaciones al técnico y a los jugadores por la goleada del Calderón y la posterior fiesta de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez, futbolista y presidente del Real Madrid, respectivamente

09 de febrero de 2015 (19:18 CET)

Florentino Pérez ha hecho de bombero en la crisis del Real Madrid. Preocupado y molesto por la dura derrota contra el Atlético en el Calderón (4-0) y las imágenes de la celebración del cumpleaños de Cristiano Ronaldo, unas horas después, el presidente madridista ha ejercido su autoridad en Valdebebas. Florentino se ha reunido con el técnico, Carlo Ancelotti, y los jugadores durante dos horas en la Ciudad Deportiva para pedir explicaciones por su actitud.

Florentino quiere zanjar los daños colaterales del último fiasco en el derbi madrileño. El presidente ha pedido el máximo compromiso a los jugadores y ha censurado las imágenes de alegría de algunos futbolistas que celebraron el cumpleaños de Cristiano Ronaldo. La difusión de un vídeo de la fiesta, en la que participaron el delantero portugués, Pepe, Marcelo, Coentrao, Modric, Khedira, James, Keylor Navas y tres miembros del cuerpo técnico (Hierro, Chendo y Clement), indignó a la cúpula del club, a los capitanes del equipo y, sobre todo, a la afición.

El presidente del Madrid expresó su malestar en Valdebebas, donde unos aficionados exhibieron una pancarta con la siguiente inscripción: "Vuestra risa, nuestra vergüenza".

El declive de 2003

La fiesta del sábado de Cristiano Ronaldo rememoró la celebración del cumpleaños de Ronaldo, con presencia de muchas chicas, en septiembre de 2003. Aquel día, según algunas fuentes, comenzó el declive del Madrid de los galácticos y, dos años y medio después, Florentino abandonó la presidencia del club. Entonces, lamentó el trato dispensado a los futbolistas.

"He maleducado a los jugadores y se han confundido. No culpo a los futbolistas. Yo soy el único responsable porque he actuado como un padre que quiere darle lo mejor a los niños", esgrimió entonces el presidente de ACS.

Hoy, nueve años después, Florentino quiere evitar que la autocomplacencia se instale en el Bernabéu. Las actuales tensiones blancas, además, coinciden con el buen momento deportivo del Barça, que se ha puesto a un solo punto del Madrid en la Liga.