Fiscalía reclama 4,9 millones a Pernía por su mala gestión en el Racing

stop

El extenso informe del fiscal enumera varias irregularidades y también pide responsabilidades a Ali Syed

Ali Syed y Francisco Pernía | EFE

12 de enero de 2013 (22:04 CET)

La Fiscalía de Cantabria ha pedido al expresidente del Racing de Santander, Francisco Pernía, que responda patrimonialmente por la mala gestión que ha realizado en el club cántabro en los últimos años. En concreto, el Fiscal reclama 4,9 millones a Pernía por los daños y perjuicios causados. Además, también exije al máximo accionista de la entidad, Ali Syed, que responda de la situación de concurso en que se encuentra el club, que se produjo durante su errático mandato. 

El Ministerio Fiscal calificó el concurso como culpable, el pasado 18 de diciembre. Es decir, que es imputable a la negligencia de los administradores del club, siendo Pernía y Syed sus máximos exponentes, según explica el portal Iusport. El dictamen de la Fiscalía, además, señala una serie de irregularidades importantes. Entre ellas, que entre 2007 y 2011 se transfirieron a Brasil fondos del club por importe de 965.000 euros, para un proyecto de escuela de fútbol "sin que se haya producido ningún retorno efectivo".

Cuantiosas irregularidades

El fiscal también apunta el perjuicio patrimonial que sufrió el Racing en las adquisiciones de Mohammed Tchité y Ebi Smoralek, por valor de un millón y 825.000 euros, respectivamente, así como que en el traspaso de Nicola Zigic al Valencia se pagó de forma injustificada una comisión de intermediación de 725.000 euros. Del mismo modo, se cita un nuevo pago injustificado, de 600.000 euros, por un asesoramiento del Real Madrid en el traspaso de Ezequiel Garay.

Otros aspectos relevantes del informe son los siguientes: la sobrefacturación de 180.000 euros en 2007 por un mismo concepto, de gestiones en la contratación y salidas de jugadores; los gastos "injustificados" y "excesivos" de viaje y representación de la directiva del Racing de las temporadas 2008/09 a 2010/11 por valor de unos 235.000 euros; las indemnizaciones que se pactaron "sin justificación alguna"; los abonos a sociedades sin contratos que los soporten y la adquisición de un Audi S8 "absolutamente innecesaria".

Ali Syed, bajo sospecha

El fiscal recalca que Ali Syed "ha incumplido de modo reiterado y sistemático  el deber de colaboración con la administración concursal", y afirma que ha  "entorpecido el normal funcionamiento de la sociedad". Asimismo, indica que el Racing presentó la solicitud del concurso de acreedores en julio de 2011,  cuando las cuentas cerradas de junio de 2010 revelaban ya "una situación de fondos propios  negativos".

En base a todos estos aspectos, el Ministerio Fiscal solicita que se practiquen pruebas como el interrogatorio de los  concursados y de la administración concursal, la aportación de las cuentas anuales y el  informe pericial para valorar la situación económica del Racing.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad