Ferrer inscribe en París-Bercy su nombre entre los grandes

stop

El número cinco del mundo vence a Janowicz logra su primer Masters después de 17 títulos

Ferrer, emocionado sobre el tartán de París-Bercy

04 de noviembre de 2012 (18:09 CET)

Por si aún había dudas, David Ferrer ya es un grande. El número cinco del mundo añadió al fin a su palmarés un torneo Masters 1000, el último de la temporada en París-Bercy, después de imponerse a Jercy Janowicz (6-4, 6-3), la gran sensación del torneo, en la final.

El tenista de Jávea, eterno aspirante, no se dejó llevar por el estado de gracia del polaco, que venía de vencer a cinco jugadores del 'top 20' y que no se lo iba a poner nada fácil. El polaco saltó a la pista sin ningún tipo de nervios, no tenía nada que perder mientras que al alicantino le costó llevar la presión del favoritismo. Sin embargo, conforme fue ganando los primeros juegos se empezó a sentir más cómodo.

Janowicz no se mostró tan efectivo al servicio como en los partidos previos y Ferrer lo aprovechó para meter presión al resto. El polaco no conseguía meter tantos primeros saques como le habría gustado y el español dominaba los peloteos. Así, Ferrer fue capaz de aprovechar una de las dos bolas de rotura de las que dispuso en el décimo juego del primer parcial, para adjudicárselo por 6-4.

Parcial definitivo y 18º título
En el segundo set, Janowicz fue mucho más agresivo, intentando mover a Ferrer y el español empezó a sufrir. El polaco había decidido darlo todo para intentar conseguir la remontada y presionó a Ferrer hasta que consiguió un 'break' en el tercer juego (1-2). En ese momento, las fuerzas se igualaban pero el español cambiaba radicalmente su juego, volviendo a jugar al límite, como en el primer parcial y obtuvo un parcial de 4-0 para sentenciar la final (5-2) y acabar ganando por 6-3.

De esta forma, Ferrer conquista su primer Masters 1000 de su carrera y el decimoctavo torneo de su palmarés. Además, el alicantino levanta su séptimo título del año y da un gran paso hacia el cuarto puesto del ranking ATP, algo que conseguirá si alcanza la final de la Copa Masters de Londres.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad