Ferrari sólo renueva a Massa por un año y espera a Vettel o Hulkenberg

stop

Hamilton correrá en 2013 con Mercedes, Checo Pérez le sustituirá en McLaren y Alguersuari negocia su fichaje por Force India

Vettel y Alonso, en el podio del GP de Corea / Archivo

16 de octubre de 2012 (18:29 CET)

Las escuderías, en plena ebullición por el desenlace del Mundial de Fórmula 1, ya planifican la próxima temporada. Ferrari confirmó este martes la renovación de Felipe Massa hasta diciembre de 2013 en un movimiento estratégico muy bien calculado por el equipo italiano, que un año después podría sustituir al brasileño por Sebastian Vettel, actual líder del Mundial, o Nico Hulkenberg. El corrimiento de fichas, muy numeroso, podría beneficiar a Jaime Alguersuari, que negocia su posible incorporación al equipo Force India.

"Mi sueño es vestir de rojo", manifestó Vettel hace un año. Un deseo que en el pasado también hizo público Fernando Alonso varios años antes de fichar por la escudería italiana. La posibilidad de que ambos pilotos coincidan en Ferrari es complicada por la elevada ficha de ambos pilotos (el español gana 30 millones de euros anuales y el alemán 16 más otros seis adicionales si gana el Mundial) y la dificultad de definir los roles de cada corredor. Vettel, de 25 años, podría aplazar hasta 2016 su incorporación al equipo rojo. En esa fecha concluye el contrato de Alonso con Ferrari. "En 2014 todavía no me veo en Ferrari", matizó este martes el actual campeón del mundo.

Hamilton cobra 25 millones de euros anuales

Ferrari ya ha sondeado a Vettel y también a Hulkenberg, que podría incorporarse a la escudería más mítica de la Fórmula 1 en 2014. El piloto alemán, que actualmente corre con un Force India, cubrirá, en 2013, la plaza que abandona Checo Pérez en Sauber. El mexicano fichará por McLaren tras confirmarse la marcha de Lewis Hamilton a Mercedes. El piloto inglés gana, actualmente, 25 millones de euros anuales.

En Force India, mientras, buscan un sustituto para Hulkenberg y ya han contactado con Alguersuari, que podría regresar a la alta competición tras un año sabático desde su salida de Toro Rosso (el español fue piloto oficial entre 2009 y 2011).

Presupuestos de 400 millones de euros

Ferrari y Red Bull, el actual equipo de Vettel, ya planifican sus movimientos para los próximos años. La escudería italiana y McLaren tienen un presupuesto de casi 400 millones de euros, mientras que el equipo de la bebida energética se mueve en unas cifras muy inferiores: 300 millones de euros. Red Bull paga mucho menos a sus pilotos, pero invierte mucho dinero en desarrollar sus coches y cuenta con el mejor ingeniero: Adrian Newey.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad