Fernando Alonso abandona en Malasia en plena exhibición de Vettel con Ferrari

stop

El piloto español no podía haber arrancado peor la temporada, mientras que su anterior escudería da síntomas de estar mejor que nunca

Fernando Alonso, en Malasia | EFE

29 de marzo de 2015 (11:55 CET)

Fernando Alonso tiene la negra. El piloto asturiano no podría haber arrancado peor la nueva temporada de Fórmula 1. Este domingo en el circuito de Sepang, Alonso tuvo que abandonar la carrera en la vuelta 22 por problemas mecánicos. Su anterior escudería, Ferrari –de la que Alonso huyó por las dificultades para tener un bólido competitivo–, doblegó a los feroces Mercedes y ganó el Gran Premio de Malasia de la mano de Sebastian Vettel, que se exhibió.

La clave para la victoria del piloto alemán cuatro veces campeón del mundo con Red Bull fueron los neumáticos. Su equipo gestionó el cambio de gomas mejor que ninguno otro y pudo amarrar una victoria decisiva para tratar de acabar con el monopolio de Mercedes, cuyos pilotos, Hamilton y Rosberg, completaron el podio. El piloto español Carlos Sainz junior –Toro Rosso– terminó octavo.

Sin puntuar

"Espero que lo que se ha roto hoy no se rompa en la siguiente carrera", comentó Alonso tras el problema de motor que sufrió su monoplaza de McLaren-Honda. "No he notado nada en el coche, pero había que parar", aseguró el español antes de sacar una pizca de optimismo: "Necesito seguir entrenando para llegar a tope a China".

Alonso suma ya dos grandes premios sin puntuar y se complica la vida para aspirar a ganar algo esta temporada. El piloto asturiano no disputó el primer GP del curso por precaución, después de haber sufrido un fuerte impacto en la cabeza durante una jornada de entrenamientos celebrada en Montmeló. Aquel choque le supuso perder la conciencia y algunos problemas de memoria. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad