Felix Baumgartner hace historia y rompe la barrera del sonido

stop

El paracaidista austriaco se precipitó desde más de 39.000 metros en un salto sin precedentes

Técnicos ajustan el traje de Baumgartner en el interior de la cápsula

14 de octubre de 2012 (21:56 CET)

Después de un primer intento fallido a causa del viento, Felix Baumgartner consiguió este domingo convertirse en el centro de atención del planeta durante más de dos horas. El paracaidista austríaco realizó en el estado de Nuevo México (EE.UU) un salto sin precedentes desde la estratosfera a más de 39.000 metros del suelo para romper de esta forma la barrera del sonido.

A la espera de confirmación definitiva, los primeros cálculos de la misión prevén que, tras una ascensión de más de 2 horas y 20 minutos, Baumgartner rompió la barrera del sonido en los primeros 40 segundos de caída libre, cuando aceleró en ese espacio de tiempo hasta 1.173 kilómetros por hora. Previamente, había batido también el récord de la ascensión en globo más alta, fijada desde 1961 en 34.668 metros.

Un sueño de más de siete años


Bajo el nombre de Red Bull Stratos, la hazaña de Baumgartner comenzó a gestarse hacer siete años. Después del proceso de construcción de la capsula entre 2008 y 2009 y de las correspondientes pruebas en el túnel del viento, el austriaco ha tenido que esperar otros dos años más para hacer posible una de las aventuras más grandes jamás contadas. Televisiones de 150 países retransmitieron en directo un salto, que a la espera de nuevas imágenes, pudo ser visto en directo gracias a las cámaras instaladas en el interior de la cápsula.

Tras un período de incertidumbre, en el que la ausencia de respiración pudo dar a entender que había pedido la consciencia o sufrido una hemorragia cerebral a causa de algún giro, Baumgartner prosiguió con su caída hasta los 4 minutos y 19 segundos, cuando abrió su paracaídas a unos mil metros del suelo y desató la locura en la base instalada en Roswell (Nuevo México), donde se encontraban los ingenieros y sus familiares.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad