Faus reclama 30.000 euros a Benedito por intromisión ilegítima del honor 

stop

El ex vicepresidente del Barça ya ha presentado la demanda contra el ex candidato a la presidencia del club ante el Juzgado de Primera Instancia número 26 de Barcelona

Agustí Benedito y Javier Faus

07 de octubre de 2015 (10:31 CET)

Javier Faus, ex vicepresidente del FC Barcelona, ya ha presentado la demanda por intromisión ilegítima del honor contra Agustí Benedito, ex candidato a la presidencia del club, quien el 11 de noviembre de 2014 aseguró que el entonces directivo del Barça tenía negocios en Catar. El caso se resolverá en el juzgado de Primera Instancia número 26 de Barcelona.

Faus, que ha presentado la demanda a título personal para no implicar al Barça, reclama 30.000 euros a Benedito.

La acusación de Benedito

En una conferencia de prensa celebrada en el Col.legi de Periodistes de Catalunya, Benedito acusó al ex presidente Sandro Rosell y a Faus de tener negocios con Catar. "Rosell hacía negocios con Catar cinco años antes de ser elegido presidente y Faus tiene un fondo de inversión en Catar financiado por el jeque Al-Thani", manifestó el entonces líder de la oposición a la junta directiva que presidía Josep Maria Bartomeu.

En aquella comparecencia ante los medios, Benedito denunció que "Catar financia el Estado Islámico y tiene relaciones estrechas con Arabia Saudí".  Meses después, en la campaña electoral a la presidencia del Barça, Benedito se comprometió a "retirar inmediatamente" la publicidad de Qatar Airways de la camiseta del equipo de fútbol.

La réplica de Faus

Faus reaccionó unas horas más tarde y amenazó con presentar una demanda si Benedito no rectificaba sus palabras. El ex vicepresidente del Barça, asimismo, declaró: "No he hecho negocios con Catar y no he operado con Catar de manera directa o indirecta". Rosell, en cambio, no replicó las palabras de Benedito.

Dos días después, el 13 de noviembre, Benedito citó un artículo publicado por un diario español donde se informaba de una presunta vinculación entre el gobierno catarí, a través de la familia real Al-Thani, con Meridia Capital, empresa de Faus.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad