Expulsado por tocarle el trasero a un rival en la liga hondureña

stop

El árbitro decretó penalti y expulsión por una acción insignificante

20 de octubre de 2014 (10:34 CET)

La liga hondureña nos ha dejado uno de los episodios bizarros del fin de semana. El portero del Marathon, Junior Morales, atrapó un balón, que el delantero de Real Sociedad, Henry Martínez, intentó presionar. Al encontrase ambos jugadores, Morales le propinó a Martínez una palmadita en el trasero. El delantero no mostró disconformidad, pero el árbitro consideró que el gesto era motivo de expulsión, y mostró la cartulina roja al portero, y señaló pena máxima. El enfado de los jugadores de Marathon fue tan mayúsculo como comprensible.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad