Eufemiano Fuentes: "Entre mis clientes había futbolistas"

stop

El doctor así como el resto de imputados de la Operación Puerto se librarán de acabar en prisión

Eufemiano Fuentes, acosado por los medios de comunicación | EFE

29 de enero de 2013 (18:34 CET)

Eufemiano Fuentes prestó declaración este martes en el Juzgado de lo Penal Número 21 de Madrid, durante la segunda jornada del juicio por la Operación Puerto. El imputado, y considerado ‘cerebro' de la mayor trama de dopaje de la historia de España, se negó a responder muchas preguntas pero reconoció que entre sus muchos clientes también había futbolistas. "En 2006 trabajaba con todo tipo de deportistas: futbolistas, atletas, ciclistas, boxeadores y también tenistas", confesó, sin desvelar el nombre de ninguno de sus clientes, amparado en el derecho de secreto profesional.

Acusado de un delito contra la Salud Pública, ante la sala Fuentes aseguró que únicamente "les asesoraba en su preparación física", evadiendo toda relación con la preparación de métodos y sustancias prohibidas para incrementar el rendimiento de los deportistas. También aclaró que la mayoría de atletas acudían "a título individual" y por su cuenta: "Venían ellos, no les mandaban sus directores".

Palabras clave


Eufemiano Fuentes también fue cuestionado sobre la utilización de lenguaje en clave siempre que hablaba por su teléfono móvil, que estaba intervenido por la Guardia Civil. El doctor tenía su justificación bien aprendida: "En 2001 mi teléfono fue intervenido por algunos periodistas. Desde entonces, me entró el miedo en el cuerpo. Siempre pensé que la prensa tenía mi teléfono intervenido, pero nunca imaginé que mi teléfono estuviera intervenido por alguien que no fuera de la prensa".

La jueza asignada para resolver el caso, Julia Patricia Santamaría, ha prohibido el acceso a la CPU del ordenador privado de Fuentes, negando una de las pruebas solicitadas por la acusación, conformada por el exciclista Jesús Manzano, la Agencia Mundial Antidopaje, la Unión Ciclista Internacional, la Federación Española de Ciclismo, la Asociación Internacional de Grupos Ciclistas Profesionales y el Comité Olímpico Italiano. Del mismo modo, la jueza ha aplazado la decisión para el acceso de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) a las muestras de sangre intervenidas en 2006.

No acabarán entre rejas


Fuentes, está imputado junto Manolo Saiz, Jose Ignacio Labarta, Vicente Belda y su hermana Yolanda Fuentes. Acusados de cometer un delito contra la Salud Pública, de atentar contra la Hacienda Pública, de asociación ilícita y de estafa. Sin embargo, solamente se sustenta la posibilidad de que exista un delito contra la Salud Pública, habiendo sido desestimadas las otras posibilidades. Las penas por esta modalidad de delitos contra la Salud Pública son de dos a tres años de cárcel como máximo. Por tanto, y aunque se demuestre su culpabilidad, lo más normal es que finalmente los imputados no acaben entre rejas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad