Eufemiano Fuentes dopó a Hamilton

stop

El exciclista reconoce que el doctor imputado en la 'Operación Puerto' le trató con transfusiones, EPO, THG, testosterona e insulina

19 de febrero de 2013 (18:05 CET)

Tyler Hamilton ha reconocido que fue sometido a prácticas dopantes por Eufemiano Fuentes. El exciclista norteamericano compareció por videoconferencia en el juico de la ‘Operación Puerto' para confesar que trabajó durante tres años con el doctor imputado en el mayor caso de dopaje de la historia del deporte español.

Hamilton aseguró que Fuentes le trató con transfusiones, EPO, hormona de crecimiento, testosterona e insulina. En total, se vieron unas 15 veces, tanto para extracciones como para transfusiones de sangre. El estadounidense también confirmó que solo tomó insulina una vez porque le dieron sudores y taquicardias. Además, en julio de 2004, sufrió fiebre tras una transfusión y, en el Tour de 2002, el fallecido exciclista Alberto León le hizo una reinfusión.

EPO en la sangre de Valverde

De otra parte, asistió a la vista Jordi Segura, el director del laboratorio de dopaje de Barcelona acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), donde se custodian bolsas de sangre requisadas en la 'Operación Puerto'. Entre otras cosas, Segura aseguró que la bolsa atribuida a Alejandro Valverde es una de las ocho que tiene "EPO de origen medicamentoso".

Segura explicó que su laboratorio recibió el 1 de agosto de 2006 un primer envío formado 99 bolsas de plasma y que en marzo de 2007 llegó la segunda remesa con un total de 74 bolsas de concentrado de hematíes o de sangre entera. "Hicimos toda una serie de análisis diferentes en las bolsas de plasma para detectar EPO, hormona de crecimiento, insulinas, hormonas y en general las sustancias dopantes más habituales. En 8 de las 99 de EPO existente, era superior a lo normal", espetó.

Transfusiones peligrosas


Por último, participó en el juicio el director del Centro de Medicina del Deporte, Fernando Gutiérrez Ortega, autor de un informe sobre potenciales peligros para la salud de las sustancias y métodos prohibidos en el deporte. Gutiérrez Ortega comentó que las transfusiones sanguíneas "solo están indicadas cuando hay peligro de muerte", negando el argumento empleado en el juicio oral de la 'Operación Puerto' por Eufemiano Fuentes, que defendía su uso para preservar la salud de deportistas sanos.

El doctor subrayó que una transfusión es "una maniobra agresiva" desde el momento en el que implica "un pinchazo al que no hay por qué someterse" y que el peligro aumenta cuando se produce en plena competición, como aseguró el exciclista Jesús Manzano. "El ejercicio reciente puede producir deshidratación parcial y aumenta aún más la viscosidad. Podría tener trascendencia muy negativa en el paciente, incluso la muerte en caso muy extremo. El riesgo es muchísimo mayor que el beneficio", concluyó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad