España resiste el acoso de Nagy y derrota a Hungría

stop

La selección de Valero Rivera se jugará la primera plaza del grupo D contra Croacia

Alberto Entrerríos se dispone a lanzar durante el España-Hungría que se ha disputado en Madrid / EFE

17 de enero de 2013 (21:07 CET)

España, demasiado blanda en la primera parte, pero muy intensa en la segunda, derrotó a Hungría (22-28) cuando desactivó a Laszlo Nagy, la gran estrella magiar, que acabó asfixiado. La selección de Valero Rivera, superior colectivamente, ganó el primer partido de nivel del Mundial y se jugará, este sábado, la primera plaza del grupo D contra Croacia. Evitar a Francia y Dinamarca es el primer objetivo.

Nagy, el mejor lateral zurdo del mundo, castigó a España en los primeros 30 minutos. Eterna referencia de la selección centroeuropea, el actual jugador del Veszprem fue una pesadilla para el cuadro español, que no ajustó bien en defensa. Nagy, que hace un año sopesaba la posibilidad de nacionalizarse español, mandaba en la pista y su equipo trabajaba, descaradamente, para él con continuos bloqueos.

Más carácter en la segunda parte

España, más acertada en ataque, no encontraba el equilibrio ideal y apenas pudo desplegar su letal contraataque en la primera parte. Tampoco cerró bien las bandas. Tras el descanso, el grupo de Rivera tuvo más carácter y rompió el partido a su favor cuando Nagy se sentó en el banquillo. Sin su estrella, Hungría menguó tanto que ya no pudo recuperarse y, constantemente, se estrelló ante Sterbik.

Activada en defensa y solvente en ataque, España sumó su cuarta victoria en la Caja Mágica de Madrid tras un final muy meritorio. El equipo todavía tiene margen de mejora y sus opciones de medalla pasan por un rendimiento más uniforme, por una mayor agresividad defensiva que sólo ha podido visualizarse en momentos puntuales.

Dani Sarmiento y Víctor Tomás, con seis goles, fueron los máximos anotadores del equipo español. En Hungría, Laszlo Nagy también sumó seis tantos.



Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad