España gana a Egipto sin grandes ostentaciones (24-29)

stop

La selección de Valero Rivera, con mucho margen de mejora, suma su segunda victoria en Madrid

Víctor Tomás es agarrado por los defensores de Egipto / EFE

14 de enero de 2013 (21:21 CET)

Dos partidos, dos victorias. La selección española ha superado a Egipto por 24-29 (11-16 en el descanso) en su segundo partido del Mundial, disputado en Madrid. El martes se enfrentará a la débil Australia y cerrará la primera fase contra Hungría y Croacia, sus rivales de mayor entidad.

España todavía no ha alcanzado un nivel óptimo. Demasiado intermitente, ha superado con mucha facilidad a Argelia y sin demasiados problemas a Egipto. En defensa, el margen de mejora es importante; también en ataque. Al equipo le falta intensidad y velocidad, dos aspectos sagrados en el programa de Valero Rivera, un técnico tan ambicioso cuanto metódico.

Aginagalde, mejor jugador del partido

Más endeble físicamente que sus grandes rivales, España es una selección más creativa y gran parte de su potencial radica en la buena conexión entre Alberto Entrerríos y Julen Aginagalde, que fue nombrado mejor jugador del partido. Dos extremos, Valero Rivera y Albert Rocas, con seis y cinco goles respectivamente, fueron los máximos anotadores del equipo español.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad