Escañuela dice que se siente "atacado" por el Partido Popular

stop

El ex presidente de la RFET carga duramente contra Miguel Cardenal, el TAD y contra el presidente en funciones del tenis español, Fernández-Ladreda

El ex presidente del tenis español, José Luis Escañuela, y la ex seleccionadora de Copa Davis, Gala León | EFE

26 de septiembre de 2015 (16:45 CET)

José Luis Escañuela ha vuelto a dar la cara. Tras las malas noticias que se le acumulaban en los últimos tiempos, el ex presidente de la Real Federación Española de Tenis –inhabilitado por dos años– ha esperado a tener buenas nuevas para regresar a la palestra pública. Y lo ha hecho con garra, cargando duramente contra el Partido Popular, contra el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) y contra el Consejo Superior de Deportes (CSD), representado por su presidente Miguel Cardenal.

"Me siento atacado por el PP", ha reconocido Escañuela, que no esconde que su "corazón late a la izquierda" ni que sus convicciones políticas son republicanas. Por este motivo, entre otros, Escañuela dio a entender que se siente perseguido por el Partido Popular y, concretamente, por el presidente del CSD, Miguel Cardenal, contra quien ha cargado duramente.

El expresidente ha lamentado que la justicia española esté formada por personas que "adolecen de imparcialidad" y que para ocupar los cargos de las diferentes instancias "haya que ser alumno o compañero de carrera de Miguel Cardenal", en alusión a Koldo Isurzun –alumno de Cardenal, al que éste dirigió la tesis doctoral– y Fernando Corral –fue compañero de estudios de Cardenal–. En esta misma línea, ha insistido en que "los tribunales deportivos deberían estar ocupados por funcionarios de la administración pública que sean imparciales".

Escañuela, inhabilitado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por dos años, ha mostrado el auto del Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid en el que se admite a trámite la querella por prevaricación administrativa y falsedad que presentó contra el presidente del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), Enrique Arnaldo Alcubilla, por su inhabilitación como presidente el pasado 24 de junio.

En lo que concierne a la Federación Española de Tenis, Escañuela ha exigido que el presidente de esta organización sea elegido "democráticamente". El expresidente de la española considera que el actual presidente, Fernando Fernández-Ladreda, "no está legitimado" y ha dado su apoyo a la moción de censura que las federaciones territoriales van a presentar la semana que viene contra el máximo dirigente del tenis español en el Consejo Superior de Deportes.

Escañuela ha atendido a los medios de comunicación en la barrera de acceso a las instalaciones de la Real Federación Española de Tenis, en Barcelona, ya que se la impedido acceder al recinto situado junto al Estadi Olímpic de Montjuic.

Preguntado sobre si pretende recuperar la presidencia, Escañuela ha dicho: "Habrá que esperar a que finalice este proceso, que será largo".

"El tenis tiene formas de afrontar sus problemas y su presidente debe tener el sostén democrático que yo tuve al ser reelegido en dos ocasiones. Para que funcione bien debe actuarse desde la independencia y que no sea la administración la que ponga y quite presidentes", ha dicho Escañuela, antes de sentenciar resignado: "No hay mejor tesis doctoral que la forma en cómo se está destruyendo una organización deportiva como la federación de tenis".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad