Escañuela amenaza con retirar la licencia a los árbitros que quieran ser asambleístas en su contra

stop

Joan Navarro, presidente de la Federación Catalana de Tenis, denuncia una nueva práctica que perjudica a la candidatura de John Rigau

El presidente de la RFET, José Luis Escañuela | Archivo

05 de diciembre de 2012 (20:11 CET)

El presidente de la Federación Catalana de Tenis (FCT), Joan Navarro, ha denunciado a Diario Gol prácticas poco éticas por parte de algún miembro de la Real Federación Española de Tenis (RFET). Al parecer, alguien del entorno de José Luis Escañuela, actual presidente de la RFET, amenazó con retirar las licencias a varios árbitros que querían ser asambleístas en las próximas elecciones a la presidencia del ente federativo español.

"Varios árbitros formaron una plataforma para entrar en la asamblea y han recibido recomendaciones para que se retirasen de la batalla electoral. Si no lo hacían, se les amenazaba con la retirada de su licencia de árbitro, algo con demasiado valor para ellos como para no obedecer a semejantes presiones, pues viven del arbitraje", ha expuesto Navarro. El presidente de la FCT no tiene dudas de que alguien de la candidatura de Escañuela está detrás de estas amenazas.

Modificación del censo


El colectivo arbitral no tiene una gran representación en la asamblea que se escogerá el próximo 26 de diciembre en Valencia (día festivo en Catalunya). Sólo está representado por ocho miembros de los 180 que lo componen. Sin embargo, teniendo en cuenta lo ajustada que está la batalla electoral, encabezada por las federaciones de Catalunya y Madrid con su apoyo a John Rigau, el papel de esos ocho votos podría ser decisivo.

La FCT impugnó hace dos semanas la convocatoria de elecciones realizada por la RFET por un defecto importante de la configuración del censo. Quedaron excluidos 38 clubes de tenis catalanes, al parecer por no haber hecho efectivo el pago de la cuota anual. El CSD ha estimado parcialmente el recurso, pero la nueva configuración del censo solamente ha dado entrada a cinco clubes de los 38 desterrados. El Polo, el Barcino, el Salut, el Lleida y el Vilanova han sido incluidos en el censo; los 33 clubes restantes que se quedaron fuera siguen sin poder ejercer su derecho a voto.

Elecciones complicadas

Por lo demás, la convocatoria se mantiene en las mismas condiciones en que fue realizada. Las votaciones en persona solamente se podrán realizar el 26 de diciembre en Valencia, pese a que la sede de la RFET está en Barcelona, donde siempre se han entregado los votos y donde se concentra una gran parte de la oposición al actual presidente.

La elección de Valencia es un gran inconveniente para la candidatura de John Rigau, ya que solamente han podido recolectar unos 2.000 votos por correo de los cerca de 6.000 votantes que hay en Catalunya. "Nadie de aquí irá a Valencia a votar el día de Sant Esteve, porque es un día para estar con la familia, así que la mayoría de votantes catalanes no participará en la composición de la asamblea", ha sentenciado Navarro. Los 180 asambleístas elegidos escogerán al nuevo presidente el 19 de enero de 2013.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad